lunes, 20 de octubre de 2014

Pan de centeno con frutos secos y cacao

El 14 fue el día de PAN,  lo hice ese día, pero ahora recién lo subo. Ha quedado demasiado bueno. ¿Quién dice que no se puede comer bien estando limitado en los ingredientes.  Este cambio total de hábitos alimenticios (y de vida) me ha hecho repensar la cocina y estoy decidida a que no se deje de comer bien en casa y a gusto de los dos (¡suerte que somos dos no más!).  Les cuento que mi marido ha ido a hacerse un chequeo médico de rutina y el doc. lo ha felicitado pues sus niveles están normales, como siempre, pero mucho mejores que el año pasado, y el médico le ha preguntado si ha cambiado su dieta, pues allí está la respuesta, en suma, mi dieta nos sirve a los dos. Ingredientes para un molde de 30x10cms. y 10 cms. de alto:
3 tazas de harina de centeno
2 tazas de agua
1 taza de semillas molidas (chía y linaza)
1 taza de avena también molida (en la licuadora)
1 cucharada de miel
1 cucharada de sal de mar
1 cucharada de polvos de hornear
1 puñado de frutas deshidratadas (frambuesas)
2 cucharadas bien llenas de cocoa amarga.

Mi querida Nuria Eme de www.elcuadernoderecetas.blogspot.com me ha recomendado hacer el pre-fermento y tenía toda la razón, ha quedado un pan más liviano que los anteriores, puesto que al no llevar harina blanca es una masa más pesada.

Para el pre-fermento: (no se asusten, no tarda nada y es muy fácil)

100 ml de agua
100 grs. de harina de centeno
1 cucharada de levadura en gránulos (directo a la masa)

.Mezclar bien en fuente de vidrio o loza los tres ingredientes con un batidor de alambre y poner en lugar tibio hasta que suba y haga una esponja gigante.

Con panificadora

1.Ahora ponemos todos los otros ingredientes, salvo las frambuesas y el cacao en la panificadora y agregamos el pre-fermento. Programamos para amasado (11/2 hora).  Sacamos y entonces

2. Amasamos a mano un minuto o dos y dividimos la masa en dos partes desiguales, en la mas grande ponemos las frambuesas y en la mas pequeña incorporamos el cacao amasando. Hacemos dos rectángulos, poniendo el más pequeño dentro del más grande y enrollamos, dando la forma del molde donde la vamos a poner. Forramos el molde con papel y lo aceitamos muy levemente. Ponemos el pan allí dentro y dejamos a leudar una media hora.  Finalmente horneamos por 25 minutos a 180 grados.

Si no tenemos panificadora, "a la antigua":

1.Hacemos un volcán con las harinas y en el medio todo lo demás incluído el pre-fermento,  amasamos bien, hasta formar una masa suave y dejamos en lugar tibio para que leude y doble su volumen.

2. Amasamos a mano un minuto o dos y dividimos la masa en dos partes desiguales, en la mas grande ponemos las frambuesas y en la mas pequeña incorporamos el cacao amasando. Hacemos dos rectángulos, poniendo el más pequeño dentro del más grande y enrollamos, dando la forma del molde donde la vamos a poner. Forramos el molde con papel y lo aceitamos muy levemente. Ponemos el pan allí dentro y dejamos a leudar una media hora.  Finalmente horneamos por 25 minutos a 180 grados.

Espero les guste y les sea de utilidad esta receta. No sabe no bueno que está este pan tostado para el desayuno, con un poco de queso fresco encima.

jueves, 16 de octubre de 2014

Panna Cotta de leche de almendras con su coulis de frambuesas


¿Problemas con los lácteos? ¿Con los huevos o el azúcar? Aquí está su panna cotta totalmente vegana y apta para insulino resistentes y dieta del genotipo (recolectores).

Para cuatro pocillos

800 ml. de leche de almendras
4 cucharaditas de miel de abejas
15 gramos de gelatina sin sabor

Leche de almendras  (si quiere gastar más la puede comprar hecha)

Para 1 litro usar  entre 30 y 40 almendras.

Cascar las almendras, si vienen con cáscara dura. Luego ponerlas por media hora en agua hirviendo. Refregarlas entre las manos y se empezarán a salir solas las pieles. Una vez que estén todas peladas licuar con un litro de agua. ¡lista la leche de almendras! Guardar en la heladera, dura una semana.

 Panna cotta:

Ponemos la leche de almendras con la miel a entibiar en una cacerola, no es necesario que hierva, sólo se trata de disolver bien la miel y que se una con la leche de almendras.

Por otra parte habremos puesto la gelatina a hidratar en un recipiente con 4 cucharadas de agua fría. En cuanto la veamos hidratada,  como una esponja, agregamos agua hirviendo para disolver bien, esto es a la vista, no tengo cantidad exacta (¡como siempre en mis recetas!) pero es lo mínimo posible, para que no nos quede una preparación demasiado "aguada".

Juntamos la gelatina con la leche y disponemos en los pocillos. Llevamos a la heladera hasta el día siguiente para que cuajen. Servimos con un

Coulis de frambuesas

1 taza de frambuesas frescas o congeladas
stevia a gusto para endulzar

Mezclar medio minuto en la mini pimer y servir.


Notas: A mi no me gusta demasiado dura la panna cotta, pero se puede aumentar la cantidad de gelatina al doble si se prefiere.

Si quiere puede usar agar agar , que yo no consigo donde vivo, así que no sé usarla.

También se puede usar colapez, al final todo es lo mismo, la cosa es conseguir un elemento que haga cuajar el postre.