Seguidores

miércoles, 25 de abril de 2018

Pan Pita

Si me vienes leyendo desde hace tiempo, te darás cuenta de que mi manera de cocinar ha cambiado. He ido incorporando ingredientes que me parecen atractivos, he sacado otros, cada vez menos grasas animales, cada vez más vegetales, pero lo que siempre voy a mantener son los ingredientes de buena calidad, lo más naturales y frescos posibles, ojalá comprados al productor o a pequeños comerciantes, conociendo el origen y proceso de producción,  jamás procesados, nunca en latas o frascos, salvo que yo misma los haya preparado. Lo que puedo lo cultivo en casa, es verdad, vivo en el campo, pero aún en un departamento en la ciudad te puedes armar tu pequeña huerta de cocina, donde dispongas de tu propio orégano, tu laurel, tu tomillo, estragón, y luego tus tomates y lechugas. Notarás la diferencia y tu familia también.

 La idea de mi cocina es hacer todo desde cero. No quiero imponerle esto a nadie, no quiero convencer a nadie de que mi manera de cocinar sea mejor que otras, sólo que he llegado al convencimiento de que es mejor para mi salud y la  de mi familia y si alguien encuentra aquí ideas que le sean útiles, eso ya es suficiente para mi.

Entonces, cada mañana enfrentada al reto del desayuno rico y saludable trato de hacer  algo nuevo, o algo viejo pero renovado. Hoy tenía un resto de masa que hice ayer para unos pancitos rápidos, Los estiré con el uslero y los tosté en la sartén.

Ingredientes para la masa  / rinde : 5 a 6 porciones dependiendo del tamaño que les des.

1 taza de harina de la que prefieras, en este caso, usé harina común
1 chorrito de aceite de oliva
1 cucharadita de sal
Agua (cantidad necesaria)

Ponemos la harina con la sal en la mesa, cubrimos con el aceite y vamos agregando agua hasta obtener una masa maleable. Dejamos descansar una media hora, y luego cortamos trozos del tamaño de un huevo y los estiramos con el uslero dando forma redondeada.

Tendremos la sartén muy caliente (sin aceite) y los iremos poniendo, de uno e uno, un minuto por lado. O hasta que los veamos tostados como nos gusten. Vamos guardando tapados con un paño para que lleguen calientes a la mesa.

7 comentarios:

  1. Simples de fazer e fica com certeza uma delicia.

    ResponderEliminar
  2. Qué pan tan rico has hecho Pamela, sea para el desayuno o para acompañar la comida ha de estar exquisito y fácil de elaborar.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Para una merienda-cena me viene genial.Te quedo muy rico.Buenas noches.

    ResponderEliminar
  4. Creo que has hecho una evolución muy buena y todos aprendemos contigo. Este pan de pita me ha encantado ¡anotado queda! ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  5. Hola Pamela ese pan me tiene que encantar, estoy segura. Besos

    ResponderEliminar
  6. Como lo casero no hay nada ! A mi me parece la mejor manera de saber lo que comemos realmente sin aditivos raros o cosas escondidas.
    Besos guapa,
    Palmira

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi blog y darte el trabajo de llegar hasta el final de la receta. Ojalá te haya sido de utilidad. Cualquier duda con respecto a las recetas la contestaré con gusto a través de mi correo: palmacarrasco@gmail.com