Seguidores

domingo, 22 de noviembre de 2015

Brownies de David Lebovitz


Advertencia: Si te gusta el chocolate ¡esto puede ser adictivo!

He preparado muchas recetas de brownies y leído aún más, en lo único que coinciden todas (o casi todas) es en los dos huevos grandes. La cantidad de azúcar, nueces, chocolate, tipo de chocolate, todas difieren y sin embargo todas logran más o menos éxito. Creo que por fin he dado con la receta ideal, perfecta para mi gusto, ¡altamente recomendable!

¿Qué queremos cuando hacemos un brownie? Un bizcocho muy chocolatoso, húmedo por dentro y crocante por fuera. Esa es la idea que se ha instalado, dada la leyenda de que este bizcocho nació del despiste de una cocinera que olvidó ponerle levadura.

Y si de dulces norteamericanos se trata, mi inspiración es David Levobitz, un repostero de los buenos, que aparte de tener excelentes recetas, no se guarda nada a la hora de darnos las directrices y en el caso de los brownies nos recomienda usar moldes de lata, de los antiguos, pues si usamos una fuente esmaltada,  de cerámica o vidrio el calor se concentra demasiado,  lo que impide a la masa emulsionar y quedar suave como debe. También nos dice lo importante que es batir con las varillas eléctricas el tiempo indicado, no menos de un minuto. Si seguimos las instrucciones de David no podemos fallar.

Ingredientes

85 gramos de mantequilla sin sal
1/8 de cucharita de sal fina (*)
225 gramos de buen chocolate semi amargo
150 gramos de azúcar
2 huevos grandes a temperatura ambiente y de galllinita feliz,  por supuesto
1 cucharadita de cocoa amarga 
30 gramos de harina
opcional: 130 gramos de nueces picadas finas
(*) Podemos usar mantequilla con sal y en ese caso eliminamos este 1/8 de cucharadita

1. Forrar un molde de 20X20 cms. con papel sulfurizado de manera que sobren cinco centímetros hacia fuera de él, para luego poder sacar los brownies una vez horneados. Aceitar ligeramente con aceite en spray. Precalentar el horno a 180 grados.

2. Derretir la mantequilla con el chocolate y la sal en una olla mediana. Es mejor poner primero la mantequilla para que tome calor y luego el chocolate para evitar que se queme, no debemos dejar nunca que el chocolate se recaliente pues se va a quemar y tendrá pésimo sabor. Una vez derretido el conjunto retiramos del fuego.

3. Agregamos el azúcar y luego los huevos, uno primero, mezclamos bien y luego el segundo.

4. Agregamos la cocoa y harina cernidas y batimos enérgicamente un minuto con las varillas eléctricas, hasta que todo esté bien integrado.

5. Agregamos las nueces si las vamos a usar y volcamos sobre el molde.

6. Horneamos 30 minutos a 180 grados. Sólo hasta que el centro se sienta firme, no debe quedar sobrecocido.

7. Dejamos enfriar dentro del molde. No desmoldar antes de tiempo, los brownies deben estar totalmente fríos.

8. Desmoldamos sacando el bizcocho tirando del papel que sobresale y cortamos en cuadrados.

Notas:

¿Eres celíaco? Reemplaza los 30 gramos de harina por 30 gramos de maicena.
Se pueden guardar a temperatura ambiente cuatro días. Congelados: 1 mes.
Se pueden servir cubiertos de azúcar glass.
Acerca del molde: Yo uso uno de 18x18, pero sé que esa es una medida difícil de encontrar. De hecho lo mío es una caja de bombones en desuso. Mientras más pequeño el molde, más altos los brownies, pero si tienes un molde rectangular de 18x25 u otra medida, igual servirá.



21 comentarios:

  1. Jaja, haces bien en advertir PAMELA, porque solo con verlos, ya se puede apreciar la textura y casi tambien el sabor.
    UN ABRAZO PRECIOSA, me han encantado tus DULCES ADICTIVOS!!!

    ResponderEliminar
  2. Yo estoy convencida que este brownie es un GRAN peligro pero incluso con la advertencia iría a por él jejeje
    Parece una receta sencilla pero para un brownie bueno, cuántos pesados hemos comido, ¿verdad?
    Me llevo esta versión con garantía para la próxima vez que prepare uno en casa.
    Besos y feliz semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  3. Hola Pamela, esta me la llevo, me encantan los brownies y con tu receta seguro que no fallo, Un besito

    ResponderEliminar
  4. Eres una alumna aventajada porque te ha quedado de maravilla este brownie, con su capita crujiente, seguro que estaba riquísimo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Unos maravillosos brownies, los que has preparado.
    ¡¡deliciosos!!

    ResponderEliminar
  6. Pues nada a otra receta que me volvere adicta fijo jaja que viva el chocolateeee jaja, la verdad que me comería media bandeja yo sola ahora mismo jaja, se ve deliciosdo, tomo buena nota,besos

    ResponderEliminar
  7. Los brownis siempre es una apuesta segura, están de vicio.El otoño también puede inspirar la decoración de tu hogar. No necesitas hacer grandes cambios, con un par de accesorios podrías dejar que el espíritu de la estación llegue a tu casa. Te invito a ver algunas ideas para incorporar el otoño a tu decoración. elracodeldetall.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. Que delicioso te quedó, son de mis postres preferidos.Bsss

    ResponderEliminar
  9. Hola Pamela.
    Me meto poquito en tu blog (también me meto poco en el mío y como te tengo ahí te he visto hoy). Compartiré esta receta en mi Facebook.
    Que disfrutes de la primavera y comienzo del verano.
    Besos
    Nerea

    ResponderEliminar
  10. ¡Pero qué pecado! No sé si hacerlo porque esto no duraría nada en casa... Bueno, yo me guardo la receta, que por probar una vez...

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  11. Me encantannnn los brownies !!!

    Además son tan rápidos, eso sí, a mi siempre con frutos secos , en una ocasión se me ocurrió hacerlo sin ellos y no me terminó de llenar, así que .... los frutos secos, ya sean nueces u otra cosa, siempre tienen que estar incluidos.

    El otro día hice yo uno de pistachos y avellanas. Una pura delicia

    Besotes

    ResponderEliminar
  12. Uummmmmmmmmmm rico rico y no dudo sea una delicia que pena no poder llevarme un trozo ,te ha quedado de relujo.
    Bicos mil y feliz semana wapisimaa.

    ResponderEliminar
  13. mavarilloso! tu brownie ideal! eso lo ides hasta que hagas el siguiente y te encante jajajaja, a mi me pasa. Hija es que nos gustan todosss. Un besazo enorme

    ResponderEliminar
  14. Vaya pecado, se ve fantástico y un verdadero peligro!! Tomo buena nota en casa nos encanta. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  15. Pamela, me han gustado tus brownies, esa capita que parece resquebrajarse es fantástica ¿te has fijado bien?Seguro que si. Me has convencido. Besitos guapa.

    ResponderEliminar
  16. Recuerdo la primera vez que comí brownie, era con una amiga y estábamos en un restaurante de comida rápida, por lo visto estaba de postre y ella lo eligió, y yo también me lo pedí, era con helado de vainilla, jajaja, ya me gustó en aquel momento, así que adoro el brownie, casero, fácil y con esa cubierta crujiente, además por qué lleva chocolate y eso no me lo pierdo, el tuyo tampoco, me lo apunto.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  17. Hola Pamela! Me encantan los brownies, es uno de los pocos dulces a los que no puedo resistirme ;)

    Gracias por tus visitas y comentarios a mi blog, son siempre un soplo de aire fresco :D

    Salu2. Paula

    ResponderEliminar
  18. ¿ Que tendrán los brownies que gusta a todos ? de momento chocolate, que es una pura adicción.
    Te quedó divino, mi querida Pam, para repetir y no parar.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  19. Uffff... que mala pinta tiene y además es adictivo... que cosas ¡por dios Pam! Me voy rápidamente de aquí, no vaya a ser que me ponga a cocinar a la 1 de la madrugada.
    Besiños guapa

    ResponderEliminar
  20. Hummm muy rico! Me encantó esta receta. La próxima vez que haga brownies voy a probarla.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi blog y darte el trabajo de llegar hasta el final de la receta. Ojalá te haya sido de utilidad. Cualquier duda con respecto a las recetas la contestaré con gusto a través de mi correo: pamelarecetas@gmail.com