Seguidores

domingo, 15 de marzo de 2015

Tallarines de café

Se aceptan todo tipo de críticas por el grosor de mis tallarines, pero no me animé a hacerlos más finos por temor a que se rompiera la masa, pero ya está claro, la audiencia local puso su reclamo, así que los próximos irán más delgaditos, estilo fetucinni. Pero esto no quita que no haya quedado ni un solo tallarín de muestra, la pasta buena, y la salsa también, creo yo.

La primera vez que probé tallarines de café pensé que tendría que hacerme de esta receta lo antes posible. En mi cabeza daban vueltas ideas, como agregar una cucharada de café instantáneo a la harina, un chorrito de café bien cargado a la masa, en fin, que no quería improvisar y preferí esperar hasta dar con la receta de alguien más experimentado. Finalmente cayó en mis manos la receta del increíble chef uruguayo Juan Pablo Capdepon. Pero él nos propone algo demasiado osado para mi humilde gusto casero: panzerotti de café relleno de pescado y bañado en una salsa de maracuyá, miel y vino tinto. Es posible que los haga algún día, pero hoy me quedo con estos tallarines con salsa de mariscos con albahaca y salvia.


La receta es una mezcla, pues la pasta rellena se hace con menos huevos, en cambio la pasta de tallarines lleva una proporción de un huevo por cada cien gramos de harina.

Para cuatro personas hambrientas

300 gramos de harina blanca cernida
3 huevos
50 ml de aceite de oliva
1 cucharadita de sal
100 ml de café de grano

Ponemos nuestra harina sobre la mesa dándole forma de aro y en el medio colocamos el resto de los ingredientes. Amasamos con ganas, empujando con la palma de la mano de modo que entre aire en la masa, cuando la cortamos a la mitad veremos que hay agujeritos en ella, si no es así, continuamos amasando un rato más. Luego estiramos dando forma de cilindro, cortamos en ocho pedazos y a cada uno damos forma de bolita. Las dejaremos descansar tapadas con un paño por media hora para que la masa se afloje y nos sea fácil estirarla. 

Si tenemos una máquina de hacer pasta, sabremos cómo seguir. Si no tenemos máquina estiramos cada bolita lo más fino posible, enrollamos como un pío nono y cortamos con cuchillo del ancho que nos guste. Dejamos nuestros tallarines colgados para que se sequen un rato. 
  

He visto diversos sistemas "artesanales" para colgar los tallarines, yo recurro a unos ganchos de ropa bien lavados. Pero también sirve un palo de escoba o cualquier cosa que se nos ocurra, siempre que esté muy limpia.

Mientras iremos haciendo nuestra salsa favorita, cualquier le vendrá muy bien a estos tallarines de café. Yo me incliné por unos caracoles en lata que tenía dando vueltas en la despensa, salvia y albahaca frescas y un poco que nata.



1 lata de mariscos pequeña (en mi caso, caracoles)
250 ml. de crema / nata
4 cucharadas de albahaca picada
4 cucharadas de salvia picada
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de pimienta negra

Cortamos los mariscos en pedazos pequeños y doramos junto con las hojas verdes por un minuto, salpimentamos y agregamos la crema sin que llegue a hervir. Servimos enseguida sobre la pasta.

Para cocer la pasta: Hervimos abundante agua en una olla grande, agregamos una cucharada de sal y un chorrito de aceite. Vamos los tallarines de a montones, a medida que salen a flote agregamos más.
Dejamos hervir ocho minutos y sacamos con ayuda de una espumadera. Ponemos en una fuente y agregamos la salsa.

19 comentarios:

  1. Te quedaron estupendos y una receta muy saludable.Bssss y buenas noches.

    ResponderEliminar
  2. No importa si la pasta es más o menos gruesa, lo que importa es el sabor y si no sobró es porque te quedo muy rica.
    No he probado nunca la pasta de café, pero por qué no? A mi me parece buena y la salsa también.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tus tallarines de cafe se ven maravillosos Pame!
    Que rico unos tallarines recien hechos!!
    Me encanto tu receta Pame:)))

    ResponderEliminar
  4. Pamela, que criticas?, lo unico que se me ocurre es decir que original y sabroso plato.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  5. Que bien, cuando yo vaya ya los tendras dominados, y así también me valen, te quedaron con una pinta bárbara.
    Y animate con esa receta de panzerotti, esa salsa de maracuya, vino y miel, suena divino.
    Y creo que los grelos deverían darse bien ahí, necesitan tiempo fresco y húmedo, y no hace falta que los busques, te mando yo las semillas, son unos sobres pequeños y tienen muchas, aquí se plantan entre marzo y septiembre, asi que es el momento para ti, mándame la dirección y te los mando rapidamente... pero ya!
    Besos y haber si nos ponemos al día

    ResponderEliminar
  6. Pamela para hacerte la ola también :)
    Qué gran trabajo el de hacer la pasta casera, y es que además no la había visto antes con café. Menuda delicia debe de ser. Me ha sorprendido un montón.

    Un beso y seguro que para la próxima salen como tu las desees.

    ResponderEliminar
  7. Tu déjalos que protesten, mientras se lo coman es buena señal de que estaban de toma pan y moja !!!
    Me ha sorprendido gratamente la receta, nunca hice nada parecido, me la llevo con tu permiso mi linda Pam.
    Besinos.

    ResponderEliminar
  8. Oye, mira que yo soy osada en la cocina, pero nunca se me había ocurrido hacer pasta con café y menos la receta del uruguayo!, aunque ahora que me acuerdo, tengo en la despensa una pasta de té verde que me traje de Hong Kong, debo estrenarla.
    Amiga, lo de la masa te lo comprendo, yo tenía siempre el mismo miedo, ahora cuando los hago (casi nunca), siempre los dejo delgados, por ejemplo, si mi maquina llega hasta el número 6 yo los dejo del 5, para que te hagas una idea y si me dejas darte un consejo, yo nunca dejo secar la masa como tu muestras en las fotos, porque se corta o luego si está la pasta seca se quiebra, lo que hago es armar nidos con los fetuccinis y al momento lo voy haciendo o de lo contrario al freezer y luego al agua hirviendo, de esta última manera es como más me gusta, incluso puedes tomar una tarde que no tengas nada que hacer y congelar por cantidades, es más sencillo y fácil a la hora de prepararlos.
    Te di la media lata!, jjaja.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Que originales Pamela !!!! tiene que ser un gustazo el sabor de estos tallarines, a ver si me atrevo y los hago. Besitos

    ResponderEliminar
  10. Pamela, qué receta tan sorprendente! yo no hago la pasta en casa pero viendo esta maravilla casi me compro el aparatito...
    besiños

    ResponderEliminar
  11. Mi asignatura pendiente es hacer pan y pasta casera, Que lujo de receta y a mi me parece el tamaño adecuado si a ti te gusta así. Besotesssss

    ResponderEliminar
  12. Mi querida Pamela, a mi me parecen perfectos así, al menos yo soy de tallarines gorditos ..será porqué soy una agonía?? ;)
    Me resulta curioso lo de que sean de café, pero sin duda serán deliciosos...la pasta va tan bien con cualquier sabor!!!
    Dile a tu audiencia que la proximal vez me manden los tallarines si les parecen gorditos ;)
    Cariños a miles mi linda!

    ResponderEliminar
  13. Qué receta mas curiosa, lo del café me sorprendió muchisimo, los tengo que probar.
    Besos crisylaura.

    ResponderEliminar
  14. Para no variar sin palabras me dejas no me imagino el sabor de la pasta fresca con el cafe la verdad es que no dudo que sea una delicia y ganas me dan de ponerme de una santa vez hacer pasta en casa que tengo la maquinita desde hace mas de cuatro años sin estrenar guardada en un armario vaya delito que tengo.
    No seas tan critica contigo yo los veo divinisimos y prefectos de grosor ademas de estar de muerte relenta como te decia.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  15. El hacer pasta es una asignatura que tengo pendiente. Me ha encantado la receta, el toque de café me parece genial y con esa salsita tiene que ser un pecado. He de confesar que la salsa de maracuyá con miel y vino tinto me seduce también un montón. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
  16. Mi querida amiga, jamas le pondria ega a tus tallarines, hechos de esa forma artesanal tienen que estar de muerte, me ha encantado verlos colgados en esas perchas , y para tenminar bien la faena esa rica salsa que te ha quedado divina, la verdad que es un plato para repetir, me ha encantado. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  17. Vaya, de café!!! me resulta curioso, incluso la salsa que los acompaña, pero seguro que está deliciosa, sabes que has destapado mi curiosidad? ahora no me queda otra que hacer pruebas, esto es para hacerlo seguro, ya te contaré cuando lo haga, jeje
    Besitos guapa

    ResponderEliminar
  18. Thanks for an concept, you sparked at thought from a angle I hadn't given
    Black Label Nothoguht to yet. Now lets see if I can do one thing with it.Having just been searching forwell written articles for the research project Ive been working on when I happened to find yours. http://www.healthsupreviews.com/black-label-no/

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi blog y darte el trabajo de llegar hasta el final de la receta. Ojalá te haya sido de utilidad. Cualquier duda con respecto a las recetas la contestaré con gusto a través de mi correo: pamelarecetas@gmail.com