Seguidores

lunes, 29 de julio de 2013

Tarta de berries

.

Esta tarta la hice para celebrar una pequeña cosecha de physalis, o golden berries, como también se conocen. Espero más adelante poder hacer una cubierta sólo con estas deliciosas bolitas de color dorado, que aparte de ser tan alegres a la vista, poseen una cantidad enorme de vitaminas. Los agregados de la masa y la crema no son del todo saludables, pero tomada con prudencia disfrutaremos de un muy rico postre o desayuno.

La masa quebrada, la famosa "pâte brisée" es un "must" de cualquier repostería, liviana o tradicional, creo que no se puede prescindir de ella. Podemos usarla para preparaciones saladas o dulces. En caso de ser una tarta dulce se suele agregar azúcar a la masa,( dos o tres cucharadas será suficiente)  yo no lo hago y creo que resulta muy bien.

Para una concha de  18cms de diámetro necesitamos

2 tazas (200 grs) de harina blanca
1 huevo
1 cucharada de agua
100 grs de mantequilla a temperatura ambiente (no derretida)
1/2 cucharadita de sal

Lo más importante en esta masa es el amasado rápido y lo más frío posible, lo ideal es hacerla sobre un mármol, superficie que siempre tiene baja temperatura. Si no contamos con una mesada de mármol podemos poner sobre nuestra superficie de trabajo una bandeja de horno cubierta con hielo para enfriarla, sobre todo si es verano. Trabajaremos la masa primero con ayuda de un par de tenedores, o de un cuchillo, o de un utensilio apropiado, como es el famoso estribo.

Cernimos nuestra harina en una fuente  y agregamos los otros ingredientes, mezclamos con el utensilio que tengamos y cuando ya se haya formado una bola manejable la llevamos a la mesada, donde ponemos un poco de harina, y amasamos rápidamente con las manos, sin preocuparnos de deshacer la mantequilla totalmente, no hay que amasar mucho, para que no se aglutine y resulte dura. Una vez que tengamos una masa lisa la envolvemos en papel plástico y llevamos al refrigerador por al menos 30 minutos, puede ser una hora, esto paso no se puede saltar, aunque no parezca importante. Es para poder luego estirar con facilidad la masa.

Pasada la hora estiramos la masa con el uslero (palo de amasar, palote, en fin! una botella, si no hay otra cosa) hasta obtener el tamaño de la tartera que llevaremos al horno (no más de 18 cm de diámetro). Enrollamos la masa en el uslero y la vamos extendiendo sobre la tartera, empujamos hacia abajo y damos forma a las orillas con los dedos o un cortador de masas. Pinchamos la masa con un tenedor y la llevamos a horno suave (180c) 10 minutos, luego pintamos con el huevo batido y terminamos de secar cinco minutos más. Este método a mi me ha dado buenos resultados pero:

 La manera tradicional de hornear esta masa se llama "horneado a ciegas", y consiste en poner un papel sobre la masa y luego encima alguna legumbre seca, como garbanzos, que podemos guardar para este propósito. Si hacemos tartaletas individuales podemos poner sobre la masa unos moldecitos iguales a los que estemos usando como recipiente de la masa. Con estos pesos encima la masa no hará globitos. 

Esta masa la podemos hacer con dos o tres días de anticipación y guardamos en el refrigerador en bolsa plástica o tupperware.

Ahora vamos a hacer la crema pastelera

Este pastelera es más sabrosa que la corriente, aunque un poco más calórica: si quiere pueden hacerla sólo con leche descremada para aliviar la conciencia...

1 taza de leche entera
1 taza de leche evaporada
4 cucharadas de azúcar
4 cucharadas de maicena
2 yemas
chorrito de vainilla (no más de una cucharada)

Ponemos a calentar las leches. Disolvemos la maicena en un poco de leche tibia que sacamos de la olla. Agregamos  el azúcar a la leche, dejamos que se disuelva bien y luego y agregamos la maicena disuelta, siempre revolviendo, lo importante, para que no se formen grumos es que ambas mezclas estén a la misma temperatura. Luego que suba la leche revolvemos un poco más para que se cueza la maicena, cuando veamos el fondo de la olla retiramos del fuego esperamos cinco minutos a que se enfríe , para no cortar las yemas. Batimos un poco las yemas y las agregamos junto con el chorrito de vainilla.

Rellenamos la masa de la tarta con esta crema, dejamos que se enfríe unos diez minutos y luego cubrimos con la fruta que más nos guste. En este caso he puesto frambuesas, moras, golden berries y plátano para bajar un poco la acidez de las berries. 

17 comentarios:

  1. Hola Pamela ! como estás? esta tarta de berries es preciosa!! me encantan los physalis pero no siempre encuentro aquí! un abrazo!!xó

    ResponderEliminar
  2. Menuda cosecha, se ven perfectas!
    Y la tarta... De 10!
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Se ve preciosa con esos colores tan llamativos pero no tengo ni idea de que son los berries, supongo que se trata de alguna fruta pero jamás lo había escuchado ni visto, gracias por hacerme descubrir algo nuevo. Besos

    ResponderEliminar
  4. Que delicia de tarta Pamela! Me encantan los berries dorados como tus los llamas, la trata estupenda y liviana con la masa quebrada y las frutas por encima.

    Besos y feliz semana!

    ResponderEliminar
  5. Te quedó preciosa, a mí me gustan mucho las tartas frías de frutas y nunca me atrevo a hacerlas. Besos,

    ResponderEliminar
  6. Hermosa, nunca he probado los golden berries, a que se parecen?

    ResponderEliminar
  7. Me gusta mucho estas tartas con frutas, tanto sirven en verano como en invierno. Te ha quedado muy rica.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. que ricos estos frutos, solo su color lo dice todo! un beso preciosa!

    ResponderEliminar
  9. Quiero, no se como pero quiero, ya mismo una porcion de esa torta en mi oficina en cinco minutos (dicen que es cuestion de pedir y las cosas aparecen. si abro la puerta y encuentro torta me caigo desmayada)

    ResponderEliminar
  10. Te quedó muy linda la tarta, los phisalis son muy lindos y tienen un sabor delicioso.
    Bss
    Tita

    ResponderEliminar
  11. Esa tarta siempre me ha parecido una delicia, con las frutas y la crema. Además, tiene un colorido y una presentación preciosos.
    Los physalis los encuentro de vez en cuando, y son riquísimos.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  12. wow!!! impresionante me encanta!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  13. Qué preciosa te quedó Pamela, qué perfecta presentación. Una delicia de pastel frutal, mmm...

    ResponderEliminar
  14. Una TARTA que además de preciosa, debe tener un sabor excelente!!!
    MUCHOS BESOS PARA TI DE TU AMIGA QUE TE QUIERE :)))

    ResponderEliminar
  15. Ummm,Pamela, sin palabras me deja esta tarta, tan colorida, tan rica,que manos tienes!

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué ricas estas tartas de crema con futas!, es cierto que no son precisamente de dieta, pero también creo que salvando dietas por causas médicas, la mejor forma de comer es tomar de todo en cantidades equilibradas.
    Te ha quedado preciosa con ese colorido.Aquí como te ha comentado Marga, los phisalis no son una fruta que encuentres en todas las fruterias,y desde luego nunca los he tomado de cosecha propia, debe de ser una delicia.
    Besinos

    ResponderEliminar
  17. No conocía esas berries amarillas y la verdad es que quedan genial. Me encanta como te ha quedado y me ha gustado mucho la idea del plátano para suavizar un poco. Nada, yo te cojo un trocito para probar con tu permiso.

    Un besazo, guapa

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi blog y darte el trabajo de llegar hasta el final de la receta. Ojalá te haya sido de utilidad. Cualquier duda con respecto a las recetas la contestaré con gusto a través de mi correo: palmacarrasco@gmail.com