Seguidores

lunes, 7 de noviembre de 2011

ZAPALLITOS CON QUINOA Y CARNE DE SOJA

UNA RECETA PARA RUTH Y JOSE
Los zapallitos o calabacines rellenos son un recurso muy usado por las madres para hacer comer verduras a los niños. Recuerdo haber comido algunos realmente malos en mi infancia, con carne picada de dudosa calidad, arroces desabridos,  los zapallos quedaban medio crudos, con lo cual uno tendía a "hacer como que comía" el zapallito, pero lo que hacía era despedazarlos y repartirlo por el plato. Esta receta es producto de un búsqueda hasta llegar a hacer un plato liviano, sabroso y aceptable para todos.

Por la iniciativa de www.lasrecetasdetriana.blogspot.com me sumo aquí también  a la búsqueda angustiada que hacen hoy los padres de Ruth y José, junto a ellos todos los españoles y también todos los seres humanos que no hemos perdido la sensibilidad frente al dolor de cualquier familia en cualquier punto del mundo que sufre la desaparición de uno de sus miembros. Ruego por que aparezcan sanos y salvos.

Para cuatro porciones

4 zapallitos - calabacines del tipo que tengan

2 litros de buen caldo (si no tiene, hágalo con agua)

2 tazas de carne de soja
1 cebolla picada fina en cubitos
1/2 taza de callampas (setas) secas (¡un puñadito!)
1/2 taza de tomates secos (¡otro puñadito1)
1 taza de quínoa
1 ramo de cilantro
1 cucharada de orégano
1/2 cucharada de pimentón
sal y pimienta
100 gramos de queso rallado

Primero vamos a lavar bien nuestros zapallitos y los pondremos a cocer en el caldo o agua por media hora. Si el líquido no cubre los zapallitos, habrá que darlos vuelta a mitad de cocción. No deben desarmarse, pero sí estar tiernos. Los retiramos del líquido y escurrimos, enfriamos y retiramos el centro con ayuda de un cuchillo y luego una cuchara haciendo un hueco lo más grande posible sin romperlos.

En la misma agua en la que cocimos los zapallitos vamos a agregar el ramo de cilantro y vamos a cocinar la quínoa, recordemos que si no dice lo contrario el envase, hay que lavar en abundante agua fría la quínoa para quitar la saponina, para que no nos resulte amarga. Hervimos veinte minutos  y luego la escurrimos en un colador.

La carne de soja que yo consigo es con esta forma, es especial para hacer guisos, pero sirve para todo.  No sé si es la textura o la preparación, pero hasta ahora los carnívoros no se han dado cuenta de que no es carne!
Vamos a remojar media hora la carne de soja, los tomates y callampas secas. Hay niños que no soportan las callampas secas, si tienen uno de esos, pues, no las pongan.  Vamos a escurrir luego los tres ingredientes y los picamos levemente con ayuda de nuestra picadora favorita, así:
Si usan una carne de soja más fina, no será necesario picarla, sólo picaremos los tomates y callampas.
Ahora vamos a pochar la cebolla en un poco de aceite de oliva, agregamos el picadillo y los olores: orégano y pimentón, más sal y pimienta a nuestro gusto, finalmente la quínoa bien escurrida, con el cilantro, que se va a desintegrar en la cocción final.
 Revolvemos bien y rellenamos los zapallitos que ya estarán en una fuente aceitada para ir al horno. Cubrimos con queso rallado y sólo llevamos al horno para gratinar unos diez minutos a 220ºC con función gratinado si nuestro horno la tiene. 

36 comentarios:

  1. Pamela una dedicatoria muy emotiva, es una pena que no se pueda saber nada del paradero de estos niños, no sé, no sé.......que Dios ayude.
    Estos zapallitos o calabacines como los llamamos por aquí te han quedado divinos, me voy a llevar esta receta, yo los hago con verduritas, champiñones y mas, aptos para vegetarianos, también hago otra receta con jamón, huevos duros etc esta para los mas carnívoros, jejejejej. Besos.

    ResponderEliminar
  2. No sabía lo de los niños, lo lamento mucho y espero todo salga bien. Pamela, no conozco la carne de soja, pero me doy cuenta que tus zapallitos salieron riquísimos. Un beso,

    ResponderEliminar
  3. Deliciosos Pamela, nos encantan en casa los calabacines, pero nunca los he preparado así, por lo que me quedo tu receta y para la próxima me animo. Me alegro que te hayas sumado a la iniciativa de Las recetas de Triana, lo que ha pasado con estos niños es una auténtica locura. Yo espero poder unirme también al grupo.
    Un besito guapa.

    ResponderEliminar
  4. Un beso Pamela en este caso de agradecimiento por la unión a nuestra iniciativa, la distancia no existe en el sentimiento y eso te lo agradecemos...No podemos comentar la entrada, solo que es maravillosa y mas venir desde donde viene...Solo gracias.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo recuerdos totalmente distintos a los tuyos, los zapallitos eran una delicia, yo casi nunca los hago, me da lata.
    Esta receta se ve super interesante, la carne de soja el charrúa me la cachó enseguida y nunca más la hice. Yo los haré con la normal y con la quinoa, me encantó.
    Bss

    ResponderEliminar
  6. Estos calabacines, los encuentro alguna vez, y los relleno de pescado o carne, ete relleno tuyo también lo quiero probar...que lista más larga de pendientes.
    Lo de los niños...levamos demasiados días, espero que acabe bien!:) Besotes

    ResponderEliminar
  7. Aquí no los encuentro tan pequeños... pero qué csa más rica, y light!! no? luego te escribo...

    ResponderEliminar
  8. Deliciosa y sana receta. Me la apunto que me están pidiendo recetas menos calóricas ja ja ja. Si sigo haciendo dulces no entramos por la puerta!

    ResponderEliminar
  9. Hola Pamela: Es tan terrible lo de estos niños... Solo de pensar en lo que debe estar sintiendo esa madre me paraliza el corazón. Dios quiera que estén bien, a salvo y que aparezcan pronto. La incertidumbre desgarra minuto a minuto.

    A mi desde siempre me han encantado estos zapallitos rellenos. Son tan ricos! pero es cierto lo que dices, no todo el mundo los prepara igual de bien. Mis recuerdos infantiles en cuanto a esta receta, por suerte, son buenos. Mi abuela los hacía exquisitos.

    Isabel: Yo los compro en la sección de verduras frescas de El Corte Inglés. (No se si hay en tu ciudad.) Pero al menos alguno debes tener cerca, digo yo.
    Un abrazo y buena semana, chicas.

    ResponderEliminar
  10. Simplemente deliciosos Pamela, yo creo que tengo de esa "carne", aquí creo que se llama soja texturizada, con tus indicaciones seguro que le doy uso en breves.
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  11. Pamela, un gesto precioso de tu parte. Me uno a tí enviando desde aquí todo mi apoyo (moral) a esos padres que deden de estar destrozados.

    Los calabacines rellenos nunca los comí de pequeña. Ya me hubiera gustado porque, hoy por hoy, me vuelven loca. Me encanta el relleno que les pones. Muy sano y ligero...sin restarles sabor.

    Bss

    ResponderEliminar
  12. PERO QUE ZAPALLITO MÁS REDONDITO Y MÁS CUQUI!!
    Eres ÚNICA haciendo recetas SABROSAS y SANAS.
    QUERIDA TE ABRAZO FUERTE:)

    ResponderEliminar
  13. PAMELA, UNOS CALAbacines, más que rico.

    ResponderEliminar
  14. Me encantan los zapallitos! esta receta está para chuparse los dedos...
    bicos

    ResponderEliminar
  15. Me encanto esta variación del clásico, es una de mis comidas favoritas.

    ResponderEliminar
  16. Pamela no consigo aquí, al menos por mi barrio estos zapallitos, que ricos!!! los único que veo son los zucchinis o calabacines.
    Me encanta esta receta, me la llevo para cuando pruebe la quinoa.
    BESITOs
    http://notasenmicocina.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  17. Qué buenoooooo!!!!.. jo yo los calabacines así no los veo por aqui...
    Me ha encantado la receta!!

    Un besote!

    ResponderEliminar
  18. Qué relleno tan original le has puesto, deben estar deliciosos.A mí me encantan Pamela.

    ResponderEliminar
  19. se ven deliciosos me encantan los zapallitos de toda la vida, mi mamá los hacía mucho al horno y nos encantaban.
    Que pena lo de estos niños, ojalá aparezcan es tan angustiante no saber donde están. besos

    ResponderEliminar
  20. No conocia esta receta, pero parecen deliciosos, un beso guapa
    La desaparicion de estos niños me quita el sueño, mis nietos son de la misma edad, y me espanta pensar que les pasara algo, ojala todo salga bien, un beso a la familia

    ResponderEliminar
  21. Hola Pamela, esta receta está estupenda para que la haga, pero sustituyendo la quinoa por amaranto, ;¬) ´Tú entiendes, hay que adaptarla a los granos de nuestra tierra.
    Un gusto leerte

    ResponderEliminar
  22. Vaya, ¡qué bien, otra receta con quinoa!

    Y zapallitos o calabacines son residentes habituales en mi nevera (heladera).

    Dios quiera que estos niños se reúnan con su familia.

    ResponderEliminar
  23. Hola Pamela, un plato muy acertado para los niños, a ver si sirve por lo menos para que no se olvide la busqueda de estos niños, son tan pequeños... Muchas gracias por tu sensibilidad. Besos

    ResponderEliminar
  24. Hola Pamela!
    Gracias por darte un vuelta por mi Blog, me ha encanto el tuyo asi que por aca me quedo, te mando un beso grande!

    ResponderEliminar
  25. La iniciativa es preciosa, ya he visto varios blogs, ojalá estos niños aparezcan pronto.
    Los calabacines rarísimos pero seguro que bien ricos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  26. PAMELA .es una pena que por aqui no tengamos esos zapallitos pequeños para probarlos ..me encantarian . La iniciativaa estupenda ..ojalá aparezcan bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  27. Qué calvario debe estar pasando la familia de estos niños, un mes sin saber ni una sola noticia de ellos. Tienes un corazón enorme al sumarte también a esta iniciativa Pamela, ojalá aparezcan y estén bien.
    Esta soja es la soja texturizada, verdad? La cuelas fácilmente como carne y si no lo dices no se enteran.
    Un relleno muy sano.
    Besos.

    ResponderEliminar
  28. Aquí no los veo en el Mercado, aunque sé que se cultivan. Ya se que van a la exportación...
    Yo también sufro por el destino de esos niños. Pero qué crueldad vengarse con dos inocentes...El odio transforma a los humanos en monstruos.

    ResponderEliminar
  29. muy buena receta pamela,se ve super apatecible con ese relleno.
    muy bonito gesto,ojala aparezcan ya!
    un saludito.
    http://conaromaacaserito.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  30. ¡Qué rico, Paloma! Cualquiera se queda sin probarlo, como bien dices: una receta perfecta para los menos amigos de la verdura.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  31. Que receta tan estupenda y sobre todo sana, me gusta eso de que los carnívoros no sepan que están comiendo soja ;) tendré que probarlo en mi casa a ver si se dan cuenta.

    Bicos

    ResponderEliminar
  32. Pamela cielo un post precioso para una causa preciosa y me uno a tu iniciativa para que estos angelitos muy pronto estén entre sus familiares,y que decirte de esta delicia de calabacines rellenos,son muy tentadores y no conocía el nombre de zapallitos.
    Un besito enorme preciosa.

    ResponderEliminar
  33. Hoy hice un guiso de quínoa con zapallitos italianos y éste zapallito relleno luce espectacular,fíjate que yo compro la soya igual es gránulos grandes y su textura parece carne,abrazos grandes.

    ResponderEliminar
  34. Nunca he hecho una receta con estos ingredientes, pero se ve muy apetitosa, habrá que probar. Besos

    ResponderEliminar
  35. Hola Pamela, me encanto esta receta, la hice y quedo muy rica!! aunque sobro hart mezcla de quinoa con carne de soya. que mas se puede hacer con esta mezcla?
    cariños, eugenia

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi blog y darte el trabajo de llegar hasta el final de la receta. Ojalá te haya sido de utilidad. Cualquier duda con respecto a las recetas la contestaré con gusto a través de mi correo: pamelarecetas@gmail.com