Seguidores

sábado, 27 de noviembre de 2010

Queque Inglés de Navidad

Siguiendo con las recetas que se hacían en mi casa no puedo no compartir esta, que sigue siendo casi una obligación cada Navidad. Reconozco que he caído y seguiré cayendo en la tentación de hacer otro panes y queques de Navidad, pero éste tiene gran éxito siempre y por supuesto, para mí, el sabor de la infancia. Prometo para la próxima entrada mi pan navideño integral sin azúcar y de bajo índice glicémico, pero ahora vamos con estos recuerdos:

Mamá recibió esta receta de una amiga escocesa de las tantas que llegaron a la Patagonia acompañando a sus maridos a trabajar en las estancias ganaderas, esas mujeres trajeron su forma de vida, sus costumbres y por supuesto su cocina.

Ya para septiembre comenzaban los preparativos, el queque debía tener ¡tres meses de descanso!  antes de que pudiéramos abrirlo y saborearlo, cuando vean los ingredientes entenderán por qué era necesario dejar descansar todo ese tiempo los queques, un solo kilo de harina para seis unidades y muuuuchos frutos secos y confitados.

En tiempos en que no había papel metálico o bolsas selladas para conservar los alimentos, mamá se las ingeniaba para poner cada queque en una lata parecida a las de la foto, recordará quizás alguien que lea esto, que la marca de galletas que aquí aparece sacó por los años cincuenta una serie de tarros de color rojo con unas espigas, que nunca volvió a repetir, en vez de las galletas tamaño normal que conocemos ahora, cada galleta era del tamaño ¡de un plato de postre! desgraciadamente no conservé esas cajas, pues con el tiempo perdieron su forma y el hermetismo necesario, por suerte la compañía de galletas volvió a sacar una nueva edición hace unos veinte años y estas son las que yo uso hoy.

Aquí dentro, por tres meses se guarda un tesoro que todos los niños quieren probar antes de tiempo, desgraciadamente no se puede, pues se desmoronan y no tienen ni la mitad de su sabor y textura.  Creo que de alguna forma con esta espera nos enseñaron a cultivar la esquiva virtud de la paciencia.


Receta para 6 queques: ¡no vale la pena hacer el esfuerzo por menos!, pero a veces hago sólo "media receta".

1 kilo de azúcar
1 kilo de mantequilla
1 kilo de harina + 150 grs.
2 cucharadas de polvos de hornear
18 huevos
1/2 kilo de higos secos
1/2 kilo de pasas sultanas
1/2 kilo de pasas corinto
1/2 kilo de fruta confitada surtida, con mayor cantidad de limón, de  "Kunica y Coro" (*)
1 cucharadita de sal
2 cucharaditas de allspice
2 cucharaditas de gengibre en polvo
2 cucharaditas de clavos de olor en polvo
2 cucharaditas de canela
6 tajadas de piña en almíbar
1 taza de guindas en almíbar (cherry kiss)
1/2 taza de ron 

Como que es mucho trabajo se puede empezar el día anterior picando todas las frutas que se integran con los 150 gramos de harina. También se puede dejar cernida  la harina con las especies.

Se deja la mantequilla a temperatura ambiente y se bate bien con el azúcar con cuchara de madera, enseguida se agregan los huevos uno a uno, y luego se va agregando la harina con las especies, finalmente las frutas y el ron, revolviendo nuevamente con la cuchara de madera. 

Se forran 6 moldes de pan con papel de mantequilla enmantequillado, dejando papel hacia arriba del molde, se pone la mezcla y se hornean por 4 1/2 horas en horno templado.  Se sacan del horno, se dejan enfriar dentro del molde y se envuelven en el mismo papel de mantequilla en que se cocinaron y se guardan en cajas herméticas por tres meses.

(*) Kunica y Coro: se pronuncia "Kuniza y Coro": era un almacén enorme que había en Punta Arenas y que traía los mejores productos alimenticios de todo el mundo, creo recordar que allí se guardaba el azafrán en la caja fuerte.

Nota: Ya no es tiempo de hacer este queque para esta Navidad, pero si alguien quisiera hacerla para el invierno por ejemplo, creo que es buena idea.  Los amigos del hemisferio Norte se estarán preguntando qué hacemos en pleno verano comiendo semejante cantidad de calorías, bueno, la  celebración de Navidad, como tantas otras cosas, las copiamos de Europa. 



18 comentarios:

  1. Alemancita, te pasaste con esta entrada!!!
    Bueno, nunca vi las latas rojas que mencionas y estas azules tampoco, pero que prácticas.
    Super lindo lo que has contado, cuantos recuerdos, estoy segura que estas recetas las tiene mi mamá tambien.
    Fijate que yo estudié con la Inesita Coro, nieta de los dueños de Kuniza y Coro, que chico el mundo!!!

    Yo supongo que estos panes deben durar mucho tiempo, pienso que es como una torta galesa, no?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Este es un tesoro hecho receta! Cuántas frutas y especias, qué rico debe estar! Gracias por regalarnos esta maravilla, cariños!

    ResponderEliminar
  3. Gracias Kako y Cris! Jajaja, me hiciste reir con lo de alemancita, ya me tienes bien "cachá" Kako. Increíble coincidencia lo de Inesita Coro y si, esta torta se puede guardar mucho tiempo, como la torta galesa.
    Cris, qué bueno que te ha gustado mi historia, yo tenía miedo de que se hubiera hecho muy larga.

    ResponderEliminar
  4. Nunca he hecho estos queques tan reposados, de hecho ya estoy atrasada este año con mi propio Pan de Pascua, me encanto la historia de las latas.
    Gracias por visitarme!

    ResponderEliminar
  5. Dale Pilar, anímate, es como un juego:) ¿qué tal para el próximo año?

    ResponderEliminar
  6. Hola Pamela, ¡¡que historia mas bonita!!. Voy a hacer estos queques que, aunque no se pueda comer en tres meses, merecen la espera por tantos ingredientes aromáticos y frutos.
    Gracias por compartir. Besotes preciosa.

    ResponderEliminar
  7. Hola Pamela gracias por el comentario y por visitarme. Me has dejado impresionada con la historia y sobre todo con esta receta. Por supuesto que si hago alguna receta tuya pondré el enlace. Besos desde el frio invierno.

    ResponderEliminar
  8. Pamela, claro ¡las cajas de lata de galletas!, si que me acuerdo de ellas.
    Tu receta parece fantástica! casi que imagino esos aromas navideños inundando la cocina y la casa.
    Gracias por compartir estos recuerdos y la preparación de tu "queque inglés" (alemanado).

    En mi casa el queque o pan de pascuas era con ricota en la masa, una delicia. Las latas de galletas eran para guardar y mantener distintos tipos de galletas larga vida, que salían del horno de mi mamá.

    Guardaré copia de tu receta, nunca se sabe...

    Cariños!

    ResponderEliminar
  9. Pame, me muero de las risa con los comentarios que me dejas, me encantan.
    Oye, debes entrar a facebook para seguir tonteando un rato.
    Bs

    ResponderEliminar
  10. Me encantan tus tarros de galletas, que suerte!!! tu queque de navidad se ve delicioso, yo no soy tan fanática de la fruta confitada pero hay que ponerla (yo a veces la muelo. Saludos

    ResponderEliminar
  11. Qué hermoso post...Lleno de recuerdos, no es así? La verdad es que me asombré y maravillé con esta receta...La cantidad de ingredientes, la preparación y la espera...Algo sin dudas que queda para siempre en la memoria. Te agradezco por compartirla...Un abrazo grande!!

    ResponderEliminar
  12. Que delicia!!....la historia, el relato y la anecdota.....me encantan estos queques que se guardan....yo siempre trataba de comerlos antes de tiempo!!.....gracias por visitarme....por aqui me quedo!!......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  13. Hola Pamela
    Estoy encantada con este post, estos queques son una autentica delicia.
    Yo hago mi Christmas pudding por lo menos 7 mieses antes de Navidad y mi Christmas fruit cakes unos 3 meses antes.
    Ayer estuve adornando mi tarta de frutas.
    Te mando los links y muchas gracias por tu visita.
    Pudín de Navidad
    http://magicflavours.blogspot.com/2008/12/nan-cliffords-christmas-pudding-with.html

    Tarta de Navidad
    http://magicflavours.blogspot.com/2008/10/christmas-fruit-cake-bolo-de-natal-com.html

    Besicos y feliz Navidad ♥

    ResponderEliminar
  14. Alguien sabe cuanto duran los queques? como puedo conservarlos mas tiempo? con que?

    ResponderEliminar
  15. ENVUELTOS EN ALUSA FOIL EN EL REFRIGERADOR SEIS MESES SIN PROBLEMAS.

    ResponderEliminar
  16. Las latas de galleta que aparecen en la foto son angostas, justo para que entre la gallaeta de agua....entonces me pregunto cómo guardar ahí un queque inglés...? o no entendí la expicación, porque por lo general se hacen e4n moldes alargados y redondes de 25 o 30 cm de diámetro.

    En todo caso linda receta, un tesoro de los de antes y que se hacían con tanto amor y cariños para la familia en las fiestas de navidideñas. Felicitaciones.

    ResponderEliminar
  17. Hola Anónimo, Las latas son una edición especial de galletas muy grandes, tienen 12 cms. de diámetro y 30 de alto. Los queques se hacen en moldes de pan de 10 cms. de ancho y 28 de ancho, de modo que un queque cabe perfectamente. El fin de este blog es ayudar a aquellas personas que quieran aprender a cocinar y todas las recetas y datos que aquí pongo son fidedignos y las recetas son las que yo hago en mi cocina.Para cualquier duda, si te puedo ser de ayuda puedes escribirme a:rescatandorecetas2012@gmail.com Abrazos, Pamela

    ResponderEliminar
  18. excelente recuerdo, en especial acordarme de mi infancia cuando entraba al super y me robaba las cosas que traían, eso lo hacia porque mi abuelo y luego mi padre eran los dueños..
    buscando la receta me encuentro con esta historia.
    saludos
    Frane Coro

    ResponderEliminar