Seguidores

martes, 18 de abril de 2017

Crema de espinacas y alcachofas con ajo negro

El proceso de buscar reemplazos a los ingredientes que siempre hemos usado en la cocina ha sido a veces sorprendente, a veces frustrante y muchas veces muy gratificante. No quisiera transformar este blog en uno de comida sana, sino, más bien de comida agradable, que nos invite a probarla y nos deje felices y creo que de a poco lo voy logrando.

Esta crema nació de esta necesidad de hacer platos sin gluten y sin grasa, es algo tan sencillo que hasta dudé en ponerlo, pero el resultado ha sido asombrosamente sabroso, así que me atrevo a recomendarlo. El ajo negro y la sal del Himalaya le dan un sabor muy diferente.

Para seis porciones

2 atados de espinacas frescas (4 tazas, una vez cocidas)
2 alcachofas
1 cebolla morada
2 dientes de ajo negro
1 cucharadita de sal rosada del Himalaya
400 cc de agua filtrada
+ 300 cc de agua para cocer las espinacas y las alcachofas

En cuanto a las espinacas: Estas se reducen considerablemente con la cocción y no todos los atados son del mismo tamaño, hay lugares donde los venden al peso, en fin, que esta medida nos puede llamar a confusión, así que como una aclaración diré que una vez cocidas tendremos que tener 4 tazas de 250cc de espinacas

Lavamos las espinacas y las alcachofas, pelamos y cortamos en juliana la cebolla.

1.  Cocemos en 100 cc de agua filtrada las espinacas por 10 minutos.
2.  Cocemos las alcachofas (podemos hacer más y reservar las otras para otro plato) en la olla a presión con 200 cc de agua, 1 cucharadita de sal y 1 cucharadita de azúcar (para que no queden amargas), 10 minutos.
3. Doramos la cebolla sin aceite en una olla donde luego podamos agregar los otros ingredientes. Despues de cinco minutos agregamos los 400 ml de agua filtrada y dejamos cocer diez minutos más. Luego agregamos las espinacas, la carne de las alcachofas picada finita y los ajos, dejamos hervir suavemente cinco minutos. Ponemos la sal. Dejamos descansar unos diez minutos y licuamos. La sopa estará caliente todavía, así que podemos servirla de inmediato o guardarla en el refrigerador en envase de vidrio bien tapado.

Podemos servirlo con un chorrito de aceite de sésamo y semillas tostadas



4 comentarios:

  1. Looks green, healthy and tasty with black garlic!

    ResponderEliminar
  2. Un plato sano no tiene porque ser soso y a esta crema sabor no le falta, las alcachofas me encantan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. I love spinach and I love artichoke so this sounds just perfect to me. Hope you are well Diane

    ResponderEliminar
  4. Un plato sano debería de ser la base y no la excepción! Además lo rico no está reñido con lo sano, me encanta este tipo de cremas y acabo de darme cuenta de que nunca les he puesto ajo negro!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi blog y darte el trabajo de llegar hasta el final de la receta. Ojalá te haya sido de utilidad. Cualquier duda con respecto a las recetas la contestaré con gusto a través de mi correo: palmacarrasco@gmail.com