Seguidores

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Tiramisú del Santa Fé



Este es un postre hecho con huevos crudos, por lo que no se recomienda para personas mayores, embarazadas, niños, convalecientes o personas con déficit inmunitario.

Durante años me resistí a este postre justamente por aquello de los huevos crudos, pero este es un postre realmente delicioso y que no podía faltar en Rescatando Recetas, he recurrido a La Cuchara de Plata para una receta que me ha parecido la ideal, aquella que prepara el Chef Ezzio Colombo en el afamado restaurant Santa Fé en Baja California Sur, México.

La receta viene para cuatro personas, yo he hecho cambios en el procedimiento y en las cantidades.

Para una fuente de 35X25 cms. Han salido 12 buenas raciones.

8 huevos, las claras separadas de las yemas
100 gramos azúcar
1 cucharada de marsala (vino dulce)
400 gramos de queso mascarpone
pizca de sal
2 cucharadas de licor de café
2 cucharadas de brandy
2 tazas de buen café
20 bizcochos de soletilla/galletas de vainilla/vainillitas

Empezamos batiendo bien las claras con la mitad del azúcar (50 gramos)
En otro cuenco batimos las yemas con el resto de azúcar (50 gramos) y el marsala. Batir el queso mascarpone con un tenedor para airearlo un poco y luego incorporarlo a esta mezcla de yemas. 
Incorporamos las claras batidas a la mezcla anterior en tres tandas, con una paleta y movimientos envolventes de modo que no se baje el postre.

En un tazón juntamos los licores y el café y vamos sumergiendo rápidamente cada galleta en este líquido para luego disponerlas en el fondo de la fuente de servicio. Cubrimos con la crema de mascarpone y llevamos a la heladera/nevera/refrigeradora por tres horas mínimo.

Al momento de servir cubrimos el postre con una leve capa de un buen chocolate rallado. Las recetas suelen indicar que se haga esto antes, cuando recién se ha hecho el postre, pero yo he preferido hacerlo a último momento de modo que el chocolate no se hunda en la crema y se luzca.

Este postre se puede presentar intercalando bizcochos y crema en forma de capas, usando en  este caso más bizcochos, eso es cuestión de gustos. Yo he preferido poner los bizcochos sólo en el fondo y luego encima una gran capa de la crema. También lo podemos servir en vasos.

7 comentarios:

  1. Such a lovely classic! Happy New Year, Pamela.

    ResponderEliminar
  2. Seguro que esta delicioso.

    FELIZ AÑO NUEVO.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo el mismo problema que tu, me resisto mucho a los huevos crudos, ni me acuerdo de comer tiramisu por esa causa... una bobada, porque luego me encanta la mayonesa casera (hecha con huevos crudos) manías, que tengo que desterrar, de hecho lo haría ahora mismo si me pones ese trocito delante, eso está divino ¡seguro!
    Se nos acaba el 2016, que ha sido el año de nuestro encuentro, siempre lo recordaré como un año especial.
    Besazos corazón y Feliz Año Nuevo

    ResponderEliminar
  4. Confieso que yo también soy reticente a tomar huevos crudos, pero el tiramisú bien vale una excepción ¿no crees?

    Tu propuesta me ha gustado mucho ¡tiene una presentación excelente!

    ¡Besos mil y feliz 2017!

    ResponderEliminar
  5. Me encanta este dulce, y si lo hago con huevos crudos pero de mis gallinitas, nunca me fallan jeje. Te ha quedado especialmente bueno, cuanto me gusta este dulce, no hay más que ver lo bueno que esta...Besitos y feliz año.

    ResponderEliminar
  6. En casa nos encanta el tiramisú!! El tuyo ha quedado divino y seguro que delicioso!!
    Un saludo y que tengas una buena entrada de año.

    ResponderEliminar
  7. Qué pena con lo de los huevos crudos, yo no tengo ningún problema por eso, Así que todo para mi jaja

    Besos y feliz Año Nuevo

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi blog y darte el trabajo de llegar hasta el final de la receta. Ojalá te haya sido de utilidad. Cualquier duda con respecto a las recetas la contestaré con gusto a través de mi correo: palmacarrasco@gmail.com