Seguidores

lunes, 28 de septiembre de 2015

Cheesecake en frío de mango y durazno sin azúcar

Hay tantas recetas de este cheesecake en la red que hasta dudé de publicarla, pero el resultado ha sido tan bueno, que decidí traerlo, por que pienso que a más de alguien le puede ser de utilidad, para variar en sabores y comer un dulce "sin tanta culpa".

No tiene azúcar, no lleva queso phily, no lleva harina, y a pesar de ello me animé  a llamarle "cheesecake" por su textura y aspecto. Los que esperen encontrar un cheesecake neoyorquino tienen que buscar en las etiquetas, que los hay también.

Necesitaremos un molde desmontable de 22 cms.
Batidora eléctrica

Tiempo: 12 horas para hacer el "queso de yogurt"
                 20 mins. para armar
                6 horas para cuajar

Ingredientes para la base

1 paquete de galletas tipo "digestive" de 210 gramos.
125 grs de mantequilla a temperatura ambiente

Ingredientes para el relleno

900 grs. de yogurt natural
3 claras de huevo grandes
1 lata de duraznos en cubitos light
1 paquete de gelatina light sabor mango

Lo primero que haremos será nuestro "queso de yogurt", lo que se consigue dejándolo escurrir toda la noche sobre un colador grande forrado con un lino, lo que pondremos sobre una fuente adecuada. Guardaremos tapado en lugar fresco, que puede ser el refrigerador. Durante este tiempo el yogurt liberará una buena cantidad de suero que podremos descartar o bien ocupar para otra preparación. Eliminado el suero del yogurt tendremos un queso muy suave.

Este queso dura tres días en el refrigerador si lo guardamos en un tuper bien cerrado. Así que podemos adelantar el trabajo y tener ya listo nuestro queso al momento de hacer el postre. Este queso salado es también muy bueno para untar, lo podemos sazonar a nuestro gusto con cebollines, hierbas aromáticas o especias.

Haremos la base moliendo muy bien las galletas y mezclando con la mantequilla, podemos poner las galletas en una bolsa plástica y pasar por encima un rodillo, o bien podemos usar la 1-2-3 u otro robot de cocina. Una vez obtenida una masa la estiramos con una paleta de silicona , o con las manos sobre el fondo del molde.

Llevamos al refrigerador mientras iremos haciendo el relleno: 

1.batiremos las claras hasta que estén duras. Reservamos
2. Hidrataremos la gelatina en agua fría, ponemos el polvo de gelatina en una taza y cubrimos con agua, veremos que se hace como una pasta. Luego agregaremos apenas un chorro de agua hirviendo mientras vamos mezclando hasta ver que está todo homogéneo.
3. Incorporamos el yogurt en las claras con una paleta de silicona o cuchara grande, vamos de a poco, envolviendo para que no se bajen las claras.
4. Por último agregamos la gelatina del mismo modo que hicimos con el queso de yogurt.

Montaje 

Sacamos el molde del refrigerador cubrimos las base con los duraznos bien escurridos y encima ponemos con suavidad el batido de queso de yogurt.

Llevamos al refrigerador por al menos seis horas.

Servimos solo, o con algún coulis de nuestro gusto.



11 comentarios:

  1. Qué aspecto!! Se hace la boca agua...para querer repetir!!
    Un abrazo y buena semana, Clara.

    ResponderEliminar
  2. Me parece espectacular a pesar de que no es un cheesecake al uso. Es más, este te lo copio para hacerlo, me ha encantado y es mucho más ligero Pamela. Besos

    ResponderEliminar
  3. Deliciosa, con ese toque de mango como me gusta y sin azúcar, es perfecta.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  4. Que alegria tenerte por aquí otra vez, y con esta tarta que tiene que estar deliciosa, la voy a tener muy en cuenta, besos y bienvenida de nuevo.

    ResponderEliminar
  5. Mi Pam , pues yo con yogur no la he hecho , asi que mira por dónde esta receta me viene genial .
    Tiene una pinta deliciosaaaaa y con gelatina de mango , vaya ricura por favor !
    Besinos.

    ResponderEliminar
  6. Que pintaza tiene el corte, lo veo y me dan ganas de lanzarme a la pantalla a por ese trozo, y si encima tiene menos calorias me como dos trozos y tan contenta,me parece una tarta maravillosa...Bess

    ResponderEliminar
  7. Pues yo nunca la he visto con esta combinación así que me alegro que la hayas compartido. Soy fans de las tartas de queso, las pruebo todas.
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Al leer tu receta ya he visto que también haces el queso fresco de untar como lo hice el otro día.
    La verdad es que esta tarta tiene tan buena pinta, tan suave al comerla y tan rica que lo difícil es contenerse y no repetir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Ains Pamela, si te cuento lo que me pasó con el melocotón. Llevo unos años que se ve que mi cuerpo no resiste según que, así que cuando rechaza un alimento me pica todo el cuerpo y me salen ronchas rojas, y eso mismo me pasó hace poco con un melocotón, adoro el melocotón y ahora no lo puedo comer, no sé si en conserva me pasará lo mismo, pero ya le tengo miedo, no sabes lo que disfrutaría con esta cheesecake, se ve tan rica que me comería un trozo bien grande.
    Besitos guapísima

    ResponderEliminar
  10. Pues has hecho muy bien en ponerla porque por ejemplo yo no la conocía y me parece deliciosa y más ligera que siempre nos viene bien, verdad?? la guardo para ponerla en práctica.

    Un beso guapísima!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi blog y darte el trabajo de llegar hasta el final de la receta. Ojalá te haya sido de utilidad. Cualquier duda con respecto a las recetas la contestaré con gusto a través de mi correo: pamelarecetas@gmail.com