Seguidores

lunes, 29 de agosto de 2011

Cebiche de cochayuyo

Pegado a las rocas a lo largo de nuestra costa crece el cochayuyo, unos largos cabellos que mecen las olas y que son empaquetados para luego secarlos al sol. Esta alga crece en todo el Pacífico Sur, incluída Nueva Zelanda.Así los compramos a orillas del mar o en el mercado.
La verdad sea dicha, esta es de esas comidas que nuestros niños detestan de manera casi unánime, no hay manera de prepararlo que logre romper la barrera del odio hacia el pobre cochayuyo. Esto se puede deber a su textura un tanto "chiclosa", por que su gusto no es más fuerte que el del cualquier pescado y sin duda más suave que muchos mariscos.  Yo personalmente lo aprecio mucho y desde niña recuerdo haberlo comido con gusto, pero eso seguramente fue responsabilidad de mi madre que lograba hacer un plato de lujo con piedras y un poco de sal.
El cebiche se conoce como un platillo peruano, pero también se preparan deliciosos cebiches en otros países del Pacífico y el Caribe, su preparación no tiene mayores secretos y cada cocinero le ha ido agregando o quitando elementos. Esta receta la podrán usar como base, para cualquier marisco o pescado que quieran preparar, el cebiche de champignones es también delicioso y especial para los vegetarianos, como lo es éste de cochayuyo. Anímense a incorporar variantes (a veces le pongo manzana y queda muy bueno también)

Ingredientes

1/2 paquete de cochayuyo ( o dos hermosos filetes de  corvina u otro pescado,  la combinación de corvina con salmón es deliciosa).

1 cebolla de preferencia morada
1 taza de jugo de limón sutil (tahitiano), o sea, el más ácido
1 palta Hass
1 tarro chico de palmitos 
1/2 taza de cilantro picado
1/2 cucharadita de pasta de ají-chile- (opcional)
pimienta y sal a gusto
Ají rocoto para adornar
1 taza de maíz blanco cocido (yo uso el congelado que venden en la cadena Jumbo-Sta. Isabel, esto es un "dato", no es publicidad)
yuca, batatas (camote/boniato) o tortillas de maíz fritas para acompañar.

Si vamos a usar cochayuyo, lo hidrataremos toda la noche en abundante agua. A la mañana siguiente le cambiamos el agua y ponemos a hervir en una olla grande para que no se salga el agua al hervir, dejamos media hora a fuego suave. Enfriamos , estilamos y cortamos en brunoise-cubitos.

Si usamos pescado lo limpiamos bien y cortamos en cubitos. Recuerdan esas recetas que decían "sacar las escamas del pescado, cortar la cola y las aletas, luego quitar la piel, enseguida quitar las espinas y los intestinos, etc.", bueno, eso ya no lo hacemos más, todo viene pronto de la pescadería o el congelador.

Cortaremos también la cebolla en brunoise, la uniremos al cochayuyo o al pescado y cubriremos con el jugo de limón, la cantidad puede ser mayor, se trata de cubrir totalmente con líquido. Dejamos en la heladera por lo menos media hora antes de servir. 

Cuando sacamos de la heladera vamos a agregar  el cilantro finamente picado, los palmitos y la palta (*) en brunoise, y sazonaremos con ají, sal y pimienta. Acompañamos con el maíz y trozos de camote (boniato/batata) cocido. El acompañamiento es opcional, también queda muy rico con papas, yucas o tortillas de maíz fritas.

(*) Para saber si una palta está madura antes de abrirla hay que apretar suavemente la parte de arriba, donde iba unida al tallo, ésta debe estar blanda, no es necesario apretar todo el cuerpo de la palta, con lo que sólo conseguiremos estropearla. Luego la cortaremos a la mitad y haremos unos cortes verticales a la cáscara que sacaremos tirándola suavemente, si la cáscara sale entera es que la palta está en su punto, si se rompe al sacarla, se ha pasado de madura, lo cual no quiere decir que no la podamos comer, pero hay que manipularla con cuidado por que seguramente se nos va a desarmar al cortarla.

25 comentarios:

  1. Hermoso post, me gustaron la receta, las fotos, y hasta tu vajilla de mar! Una sola vez comí ceviche, de salmón y comprado en el supermercado. Tengo que volver a hacerlo... Esas algas, jamás las había visto. Ah, te mandé el link del libro pero en inglés, no lo pude conseguir en castellano.
    Cariños,

    ResponderEliminar
  2. Que bonito texto y la presentación del Ceviche es divina, pero mira que soy dura, el cochayuyo nunca fue de mi gusto :s
    Besines

    ResponderEliminar
  3. Tu cocina es tan exótica Pamela, es una delicia leerte y aprender tanto...gracias.

    ResponderEliminar
  4. me encanta que tiempo que no hago cochayuyo, se ve todo lindo Marce,besos gloria

    ResponderEliminar
  5. Como me gusta el cochayuyo....por suerte aca nunca me ha faltado ni el cochayuyo ni la lucuma....ahora tengo como 6 kilos de lucuma y paquetes de cochayuyo esperando ser cocinados.....asi que tu receta....la apunto!!......Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  6. Pamela, riquísimo! Nunca hice el cebiche con palta y palmitos, qué buena idea! Las algas estas no las conseguimos por acá (al menos nunca escuché sobre ellas). Se ven muy lindas en la foto. Parecen grisines. Y... ostras! qué presentación! Felicitaciones. Beso grande.

    ResponderEliminar
  7. Lindas fotos, a mi me gusta el cochayuyo pero acá no lo encuentro, no había oído nunca del cebiche de cochayuyo, me tinco.

    ResponderEliminar
  8. Una receta muy interesante. Nunca había oido hablar de este pescado.
    Y una presentación diez.
    Preciosa foto, dan ganas de pasear.
    Besitos.
    ;-D

    ResponderEliminar
  9. Presentado en esas conchas queda muy bonito. El sabor no lo conozco ya que nunca he visto el cochayuyo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. No conocía nada de lo que has contado!
    Desde luego presentado en esas lindas conchas lo probaría todo jajajjajaj
    Me tomo la idea para hacerlo con el salmón.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Pamela tomo nota de esta receta de cochayuyo me parece deliciosa.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Que envidia estar al lado del mar Pamela, gracias por tu post, sabes a mi también me encantan tus recetas, tienen ese toque meditárreno, a pesar que estes en Chile, y con respecto al mole, anímate a hacerlo, este es uno de los más de hacer ya que hay unos como el mole negro tradicional de mi Oaxaca querido o el mole poblano que llevan más de 7 chiles secos diferentes... algún día de estos de ociosidad mi animaré a hacer uno.

    Besitos Pam, que estes bien :D

    ResponderEliminar
  13. Hay alguna cosita que no se si en mi tierra la encontraré, pero voy a intentar hacer TU RECETA lo más parecida posible.
    CURIOSAS ALGAS y ESTUPENDO POST
    UN BESO GRANDE!!

    ResponderEliminar
  14. Qué curioso oye, nunca había oído hablar del cochayuyo (¡y un nombre divertido por cierto!), muchas gracias por enseñarnos un pedacito de tu tierra.

    ResponderEliminar
  15. ¡Cómo me gusta lo bien que nos explicas todo! Pamela, te van a poner un monumento en tu tierra por conseguir con tu blog que, tantas personas, aprendamos cosas de allí. Yo, disfruto un montón con todo lo que nos cuentas.

    Aparte de receta rica...interesante. ¡No se puede pedir más!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Excelente post. Me encanta en cebiche y las algas, aunque esa "cochayuyo" no la conocía y no la he visto nunca por aquí.

    ResponderEliminar
  17. ¡Hola, Pamela! Antes de nada quiero agradecerte tu amable comentario en mi blog y disculparme por no venir primero a corresponderte. Tengo que reconocer que últimamente estoy muy perezosa y, por eso, tengo un poquito abandonado mi blog, la verdad es que tengo épocas mejores...jijiji...Eso si, cuando no estoy perezosa, bien podrás comprobar en un futuro que si me gusta mucho comentar en todos los blogs amigos y, de ahora en adelante, así considero el tuyo.

    Nada me gustaría más que llevarme esta receta, pero nunca he visto el cebiche por aquí, así que me voy a buscar otra que si pueda preparar, no obstante, tomo buena nota de ella por si algún día encuentro el alga...

    Un besote, mi solete.

    Vamosalculete.

    ResponderEliminar
  18. Hola Pamela!Contigo veo cosas que no había visto nunca!Este cochayuyo es toda una novedad, me encanta hasta el nombre!
    Me gustaría probarlo, tiene una pinta fabulosa!
    Un saludito!

    ResponderEliminar
  19. Pamela, thanks alot to your tortilla recipe. Yes, I managed to read & unstand it. Thanks so much for your kind help. By the way, love the first picture. Yeap, I'm a nature lover. And thanks again for sharing another wonderful recipe. Hope you're having a terrific day.
    Cheers, Kristy

    ResponderEliminar
  20. Hola Pamela:
    Ya estoy de regreso de las vacaciones y mira con lo que me encuentro... un cebiche de cochayuyo!! ¡Me encanta! aunque debo reconocer que cuando era niña lo odiaba. La única forma en que lo comía era "disfrazado" como le decía mi abuela. Lo rellenaba con queso y lo pasaba por huevo y harina antes de freirlo.
    Ahora que vivo tan lejos tengo mucha nostalgia de ese sabor tan particular.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  21. Contigo siempre aprendo cosas nuevas, y desde luego conozco productos que para nosotros son desconocidos!!
    ya me gustaria probar este cebiche, no sabes como me gustan los cebiches mi Pamela!!!
    un dia me planto en tu casa a que me des de comer!!!jijiji!!!!
    muchos cariños amiguita!!!!:)

    ResponderEliminar
  22. ¡Gracias! Traje cochayuyo de Chile y me quemaba los sesos pensando en que hacer, que fuera inusual y agradable, por acaso encuentro esto, me encantó la idea. Hace mucho lo preparaba con carne molida para relleno de panqueques, así lo comian mis hijos...
    Cuanto al "brigadeiro", no lleva yemas, solo leche condensada, mantequilla y cacao, se rebosa en "gusanitos" de chocolate. Atte sönya sepúlveda

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi blog y darte el trabajo de llegar hasta el final de la receta. Ojalá te haya sido de utilidad. Cualquier duda con respecto a las recetas la contestaré con gusto a través de mi correo: pamelarecetas@gmail.com