Seguidores

miércoles, 2 de marzo de 2011

Dulce de ají

Aquí ya se nos termina el verano,  las visitas me han mantenido lejos de internet, pero ya  vuelvo, con este dulce de ajíes, al que he incorporado los duraznos para darles un toque agridulce. Y hasta me he conseguido una fotógrafa para la ocasión, las imágenes son de mi hija Paloma

Para a600 grs. de dulce vamos a usar:

6 ajíes verdes grandes
4 duraznos
500 gramos de azúcar

Primero cortamos ajíes y duraznos en brunoise:

Agregamos el azúcar:
Dejamos macerar toda la noche o al menos seis horas, hasta que el azúcar se hayan licuado, luego ponemos en una cacerola al fuego para darle punto por 45 minutos. Guardamos caliente en frasco bien limpio y conservamos en el refrigerador hasta un mes.


Aquí lo hemos servido bañando un queso camembert y acompañado de un buen pan de campaña.

30 comentarios:

  1. Que receta tan curiosa y distinta. Me encanta.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me encanta este tipo de dulces Pamela y asi con el quesito ummmmmm......me relamo de gusto.

    La fotógrafa estupenda ;-)

    Besinos mil.

    ResponderEliminar
  3. Estás de lo más exótica Pame, pero me encanta!
    Besitos.

    ResponderEliminar
  4. Que buena mezcla de sabores....y sobre queso....mmmm...una delicia!!....Abrazotes, Marcela

    ResponderEliminar
  5. Como me gustaría probarla y con el queso tiene que ser un bocado delicioso!
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola!!!!

    Podría haber hecho dulce de todo tipo, pero nunca de ajíes, jijijiji
    Que receta renovadora se que lo tendré que probar……..ayer hice de higos, es la época por aquí.

    Un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  7. ¡Ese queso, madre mía! en España, los ajís…no hay forma de encontrarlos. Me quedo visitando tu estupendo blog. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. No me imagino su sabor, pero seguro que con el Cammembert queda genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Dime a qué se parece el ají, algo que pueda conseguir en España.
    dale la enhorabuena a tu hija, las fotos son preciosas.
    Y es maravilloso tenerte de vuelta.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Que buenas fotos, felicita a la chiquilla!
    De la receta ni te digo... suena maravillosa. Una amiga mía hace algo así, pero combina ají con pimentón, ella tambien nos dio a probar sobre queso.
    Estas de lo más gourmet!

    ResponderEliminar
  11. Pamela!, maravilosa receta y maravillosas fotos..dile a tu hija que lo hace muy bien!!!!
    Lo bueno de que se te acabe el verano es ....que pronto me llegara a miiiiii!!!! :)
    Besitos!

    ResponderEliminar
  12. Hola Pamela,he cambiado mi blog de nombre, vuelve a añadirme por favor.
    Que receta mas rica por diossss
    Un besos guapa

    ResponderEliminar
  13. Mmmm como me gustaría poder probar ese dulce, tiene que estar simplemente delicioso! Y acompañado de camembert...me has hecho la boca agua!

    Ojalá pudiese encontrar ajís por aquí, tengo que investigar, porque conozco una tienda que tiene productos de tu tierra, quizás tenga suerte!

    Un besote!

    ResponderEliminar
  14. Hola Pamela!gracias por tu visita! qué maravilla de blog que tienes, esta receta es superexótica...tengo que investigar sobre los ingredientes!
    felicita a Paloma por las fotos
    besos y seguimos en contacto

    ResponderEliminar
  15. Pame; queda muy picosa....??? me puedes de cir porfa..


    Mariella

    ResponderEliminar
  16. Se ve tan deliciosa y linda Pamela me tinca montones!! un abrazo gloria

    ResponderEliminar
  17. Como me gustaria probar esos dulces tan diferentes ..se ve delicoso...lo malo que por aqui no encontramos ajies...que pena ..besos MARIMI

    ResponderEliminar
  18. Este dulce tiene que estar delicioso, y con un sabor agridulce especial.

    Tendremos que hacerlo para probarlo, ya que todos sus ingredientes son libres de gluten.

    Sentimos que termine el verano, pero a la vez esperamos que poco a poco llegue por estas latitudes.

    Besotes

    Ana y Víctor.

    ResponderEliminar
  19. Pamela, no sé si a ti te sucederá lo mismo que a mí, pero uno sufre cierto grado de ansia viva, ante tantas, y tantas cosas ricas.

    El tiempo vuela, y el exceso de información nos satura en muchas ocasiones, pero es un placer ver, y comentar lo apetitoso que son tus platos; ¡sobran las palabras!; cedo la palabra, a la última y encantadora fotografía de este dulce y apetitoso plato de cocina.

    Besos guapa y gracias por visitar mi cocina con tanto cariño.

    ResponderEliminar
  20. Hola, soy Irina, yo vivo en Italia, pero de origen ruso :-) Me gusta tu blog y te sigo y te invito a seguir mis recetas y blog .
    Este plato se ve riquísimo!!!

    besos
    Irina

    ResponderEliminar
  21. Hola Pamela, mira, el vinagre de avellanas que yo usé es un vinagre de vino blanco aromatizado, con lo cual yo creo que si usas un vinagre de vino blanco suave y le añades unas avellanas bien machacaditas puedes obtener el mismo sabor, yo quería haberlas puesto pero no tenía en casa,jaja, espero que te sirva mi ayuda.....
    Un besazo

    ResponderEliminar
  22. Después de buscar qué eran los ajíes (perdona mi ignorancia Pamela), me he quedado muy sorprendido de la combinación que haces con el durazno... eso hay que probarlo...¡ya!

    ResponderEliminar
  23. Aquí no tenemos Ají es toda una pena... con lo bien que se ve esta receta...

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Vengo a entregarte un premio qué me hace mucha ilusión que tengas, es el Indalo de Bronce, después se lo puedes entregar a otro blog que sea relacionado con la cocina y que tenga más de 100 seguidores.
    Aquí te dejo el enlace para que lo recojas.
    http://cocina-trini.blogspot.com/2010/11/premio_26.html

    ResponderEliminar
  25. El sábado al llegar una de las primeras visitas me recordó si me había pasado algún contratiempo...

    La realidad es que la semana pasada he viajado precisamente el fin de semana, siendo la causa que desestabilizó los días que tengo para continuar con mis pautas, motivo por el que no edite.

    Una vez aclarada mi ausencia, no hay nada más gratificante como saber que se puede notar una pequeña ausencia en un espacio tan inmenso, es lo que me motiva a seguir adelante, cuando en ocasiones estoy muy limitada de tiempo y hago lo indecible para estar a vuestro lado porque siempre os llevo en el corazón como la joya más preciada.

    Estos y otros detalles te hacen sentir como una flor al amanecer rodeada por la bruma de la ilusión.

    Abrazando los sueños que visten de seda al brindar la mano de la amistad.

    Besos de esta amiga que te estima y no te olvida!!

    María del Carmen

    ResponderEliminar
  26. Pamela, me ha gustado mucho... No imaginaba que pudiera hacerse esta especie de mermelada de ají. Te voy a copiar la receta, porque a mí esos sabores me gustan mucho.
    Un besoteeeee

    ResponderEliminar
  27. Muy buena! Se ve tan deliciosa!

    ResponderEliminar
  28. Pues de entrada me resulta una combinación rara porque los ajies no los he probado nunca y no me imagino su sabor, asi visualmente los identifico con los pimientos y me viene a la memoria el sabor, pero como hay tantos productos como países que desconozco seguro que está bueno!

    Besis!

    ResponderEliminar
  29. Qué maravilla de combinación! Cómo no se me ocurrió...? Gracias por la receta. Besos.

    ResponderEliminar