Seguidores

viernes, 11 de marzo de 2011

Budín de Pan, recetas de mi abuela


Apuesto a que más de alguno tiene tantos o más cuadernos con apuntes de cocina, recetas, recortes, recuerdos. Estos son los míos, y entre ellos los más preciados son los de mi madre y mi abuela. De éste último hoy vamos al rescate de una receta que es tradición ya un tanto perdida, una de esas preparaciones que se hacían hacía años para aprovechar los ingredientes ya un poco añejos, dándoles una nueva oportunidad. En otro formato es lo que también se les llama "colegiales" y se hacen con lo que no se vendió en las panaderías el día anterior, tanto pan como dulces. 

Les voy a copiar la receta tal y como la escribió mi abuela, que por esos tiempos vivía en Valparaíso, de allí lo de "los almacenes ingleses.  A  pesar de lo poco acuciosa, uno se da maña para interpretar la receta, más abajo les explico cómo la hago yo ahora.
"Se deshace el pan, se pone a hervir en leche con azúcar moscada, se saca, se le agregan especias molidas que venden en paquetitos en los almacenes ingleses, cada paquetito trae lo necesario para un budín. Se le pondrá una copita de cognac o ron, las cuatro yemas y las claras batidas como para merengue i toda clase de frutas confitadas picadas.  Se pondrá en el molde untado en mantequilla, en baño María al horno por tres cuartos de hora.  Se sacará del molde y se manda ardiendo a la mesa."

Mi versión: 

1/2 litro de leche entera
300 gramos de pan blanco de molde comercial
200 gramos de azúcar
1 cucharadita de nuez moscada
1 chorrito de cognac (puede ser ron o vainilla )
4 huevos
150 gramos de fruta deshidratada o confitada de nuestro gusto (yo he puesto piña y cranberries deshidratados)
1 cucharadita de canela
1 cucharadita de clavos de olor en polvo

Hervimos la leche con 100 gramos de azúcar y la nuez moscada (lo podemos hacer en el micro-ondas).  Retiramos del fuego y allí ponemos el pan en trozos pequeños para que se hidrate más rápido. En una hora el pan ya estará blando, escurrimos y licuamos el pan con el chorrito de cognac, luego agregamos las yemas y las especies dentro de la licuadora y batimos para incorporar.
Así queda el pan licuado con el cognac y las yemas

Por otra parte vamos a batir las claras con los otros cien gramos de azúcar hasta que estén firmes.  Luego incorporaremos la mezcla de la licuadora a las claras con movimientos lentos y envolventes para que no se baje la mezcla, finalmente ponemos las frutas y llevamos a un molde enmantequillado que irá al horno por 45 minutos a 200 grados, ya no lo pongo en baño María.
Las 4 claras batidas con los 110 gramos de azúcar
El budín listo para entrar al horno. Yo tengo de estos moldes viejos de aluminio, por eso los forro con papel mantequilla, pero si ustedes tienen moldes de silicona o de teflón no hace falta forrar ni enmantecar. 
Ya salió el budín del horno: ¿Mandar ardiendo a la mesa? mmm, demasiado pedirme. Por lo pronto el postre queda en la refri y cada uno saca cuando tiene ganas ¡cómo ha cambiado el protocolo! al menos en mi casa..

Voy preparando el café por si alguien  pasa a probar un  trozo de budín conmigo.......

....



31 comentarios:

  1. Si es una receta antigua tiene que estar divina. Además con el toque de esas manitas tuyas, genial!.Un besito.

    ResponderEliminar
  2. Se manda ardiendo a la mesa!!! ;-)
    Qué maravillosa receta Pame, ést me la voy a llevar y guardarla para hacerla siempre. Es un tesoro, gracias por compartirlo.
    Besinos fuertes

    ResponderEliminar
  3. Bello questo pane! Complimenti!

    baci
    Irina

    ResponderEliminar
  4. Gracias a las tres, es una receta realmente rica, ojalá la prueben!

    ResponderEliminar
  5. Hola!!!

    Que rico con unos buenos mates, es que esta lloviendo por aquí…..

    Te cuento que hay un concurso de blog de cocina, por si te interesa te dejo el link

    http://www.cocina.es/gastroblogs/lista_participantes.php

    Buen fin de semana y un abrazo de oso.

    ResponderEliminar
  6. PD: estas en mis, "Viajeros actualizados".

    ResponderEliminar
  7. PAMELA ..si te enseño es que alucinas ..hasta en cachos de papel de envolver ..es que ..valia cualquier cosa con tal de apuntar ...y este puding ,,,vamos no podia perdesse ..preciosas fotos ..bess MARIMI

    ResponderEliminar
  8. Pamela es una receta maravillosa, tambien tengo algunos cuadernos de mi abelita Chela y d ehecho en la mermelada que puse hoy decía que me recuerda cuando chica.
    Haré esta receta pronto, pronto, un abrazo y que descanses. gloria

    ResponderEliminar
  9. tambien tengo de esos moldes amiga, que buena idea ponerle papel mantequilla, porque a veces se pegan besos, gloria

    ResponderEliminar
  10. Delicioso, las recetas antiguas tienen mucho encanto ademas de emociones cuando las encuentras en tu mesa...Las recetas y los platos en la mesa casi todos te recuerdan algo.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Hola Pamela,

    Que lindo poder leer la receta en palabras de tu abuela, no encuentras que en esa época la gente tenía tan linda caligrafía, mis dos abuelos tenían una letra tan elegante.
    Acá en el sur de USA los budines de pan son todavía súper populares, a mi me encantan

    ResponderEliminar
  12. Pam muchísimas gracias por compartir esta receta que lleva sabor a "recuerdo y añoranza" , de esas que hay que guardar bajo llave .

    Tiene que estar muy rico , me llevo la receta y la probaré, eso sí, esperaré a que se enfrie en lugar de saborearlo ardiendo ;-)........aunque con lo impaciente que soy tal vez no sea capaz de dejarlo refrescarse.

    Besinos mil guapa.

    ResponderEliminar
  13. Un puding de aprovechamiento muy rico, pero a mi también me gusta más fresquito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Común, Gracias por el dato y por ponerme en tus viajeros.
    Rocío, Sin duda los abuelos/as saben mucho y hay que resguardar esa memoria.
    Marimi, qué ganas de mirar tus papelitos, un tesoro
    Gloria, qué bueno que te sirvió el dato del papel, yo estoy que me compro los moldes de silicona, tengo uno redondo, pero es poco práctico.
    Rocío y José Manuel, sin duda el sabor y el saber de antaño tienen encanto.
    Pilar, ¡cierto que es linda esa caligrafía! no puedo creer que los gringos coman estos puddings todavía..
    Bego y Ana, frío es delicioso este budín.

    Besos para todos y fíjense que faltaba un ingrediente : las especies de los almacenes ingleses, que yo he reducido a canela y clavos, a veces también le pongo cardamomo o anís

    ResponderEliminar
  15. Esto son las mejores recetas,las que hay que guardar como paño en oro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Pamela,vaya bueno te ha quedado ese Budin y con ingredientes tan sencillos, que maravilla.
    Mi blog no se actuliza en los vuestros desde que cambie de nombre, si alguien puede ayudarme que me diga algo.
    Creo que aun os salgo como Ajo y perejil
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  17. jajjajjja y se manda ardiendo a la mesa, encuentro genial esa frase.
    El budín de pan me gusta mucho, pero no sé por que cada vez lo hago menos.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. José Manuel, así las guardo.

    Violeta; ya te he puesto con el nuevo blog

    Kako: No se trata de producir un incendio!

    ResponderEliminar
  19. Qué apetitoso! Nunca lo hice con las claras montadas, lo probaré. Te felicito, estas recetas antiguas son un verdadero tesoro. Besos.

    ResponderEliminar
  20. RosaMaría: Así queda más liviano, no te va a decepcionar:)

    ResponderEliminar
  21. Pamela, estoy encantada de conocerte, y gracias por tu visita.
    Me hace mucha ilusíon tener una amiga chilena en el blog, porque tengo una amiga que es chilena y me encantará sorprenderla con recetas de su tierra.
    Esas notas, no tienen precio...valen su peso en oro.
    No me extraña que este puding haya quedado de maravilla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Que delicia Paula,y que bonito rescatar estas recetas tan buenas de nuestras abuelas,espero que sigas publicándolas y así aprenderemos mucho contigo,
    Mil Besitos y feliz tarde de domingo.

    ResponderEliminar
  23. Querida Pamela que lindo que rescatemos las recetas de nuestros antepasados,sabes que yo no me atreví a mostrar un cuaderno de mi abuela muy raído del año 10 y que lindo que lo hayas hecho tú,el budín me encanta y te quedó de lujo,abrazos y para tenerte más de cerquita te pongo en mi lista,abrazos y cariños.

    ResponderEliminar
  24. Pamela esto si que es rescatar recetas! yo también tengo por supuesto una libreta llena de apuntes pero lo de tu abuela es directamente una joya. Gracias por compartirlo, un budin delicioso.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  25. Cuando veo esos cuardernos...es que se me pone hasta el vello de punta, que maravilla guardarlos querida Pamela, un besote y que pases una muy buena semana.

    ResponderEliminar
  26. Que rico nena este pudin que sirve para reconvertir algo ya "pasado" en algo de nuevo delicioso.

    Yo tb tengo un cuaderno de recetas de mi padre, con esa letra antigua de caligrafía cuidada y lo guardo como oro en paño, es lo único que yo quería cuando mi padre falleció y que tuve la suerte que mi madre quiso regalarme a mí de entre mis cuatro hermanos.

    Besis

    ResponderEliminar
  27. Pamela tienes un regalo en mi blog, pàsate cuando puedas. Un besito.

    ResponderEliminar
  28. ¡Que rico se ve este budín! Me vinieron a la memoria los aromas y sabores de antaño, cuando mi bisabuela (que era una magnífica cocinera) nos esperaba con uno de estos a la llegada del colegio.

    ResponderEliminar
  29. Ayyy, yo también tengo recetas de mi abuela...¡son las mejores!, y este budin da prueba de ello.....para cuando hagas el próximo apuntame para el café.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  30. Que cosa más buena y que aspecto Pamela, a eso me refiero cuando hago recetas de las de mi madre, eran de aprovechamiento, racionadas...pero magnificas, no sé como lo hacian, con cualquier cosa la que liaban, eran maravillosas y al hilo de esto no me puedo ir sin agradecerte tus cariñosas palabras en mi estofadito de cordero, entre unos y otros me habeis hecho llorar de nuevo, estoy un poco sensible estas fechas, no dejo de recordar a mis padres y ya se sabe, por culpa de estos cuadernos y estas recetas guardadas de ellos pues aún es peor, pero tambien es normal echarlos de menos, gracias de nuevo Pamela eres una persona muy generosa y estoy encantada de haberte conocido y poder compartir contigo recetas y recuerdos. Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi blog y darte el trabajo de llegar hasta el final de la receta. Ojalá te haya sido de utilidad. Cualquier duda con respecto a las recetas la contestaré con gusto a través de mi correo: pamelarecetas@gmail.com