Seguidores

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Mariscal

Seguramente nuestros abuelos venidos de Galicia trajeron esta idea, con los mariscos locales hemos dado el toque para hacer de este plato un manjar del cielo. No puede faltar estos días, sobre todo después de una noche de fondas y cuecas, un suculento y reponedor mariscal es lo indicado:

Para seis porciones:

Hacer un caldo  con

1 cebolla cortada a pluma
1 ramo de olores (perejil, orégano, laurel y apio)
2 cabezas de pescado bien limpias
1 pimentón rojo o verde en trozos
sal y pimienta.

Dejar hervir a fuego lento 45 minutos y luego agregar los mariscos que encuentre en la feria (almejas, choritos también conocidos por mejillones en otros lados, piures, picorocos, caracoles, lo que quiera!)
 y trozos de merluza o congrio u otro pescado hirviendo diez minutos más.

Preparar finalmente un poco de "color", calentando sin quemar 1 cucharada de pimentón en un chorro de aceite de oliva u otro si no hay de oliva. Agregar esta mezcla antes de servir y adornar el plato con abundante perejil o cilantro picado.

Si quieren hacerlo el día anterior, no hay problemas, queda mucho más sabroso, si hace calor se guarda la olla en el refri !

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por visitar mi blog y darte el trabajo de llegar hasta el final de la receta. Ojalá te haya sido de utilidad. Cualquier duda con respecto a las recetas la contestaré con gusto a través de mi correo: pamelarecetas@gmail.com