Seguidores

jueves, 20 de junio de 2013

Pie de Maracuyá

Para variar un poco he hecho este pie de maracuyá, una fruta simplemente maravillosa, aporta ácido y dulzura a las preparaciones, podemos muy bien utilizar jugo de maracuyá en cualquier receta que indique jugo de limón, las cantidades variarán, pues el maracuyá no es tan ácido. Las semillas de la fruta, a diferencia de otras, son muy agradables de comer y le dan un toque muy lindo a la vista. Perdonen la falta de luz en las fotos, consideren los del norte que ¡aquí es pleno invierno!

Para un molde de 22 cms de diámetro (10 a 12 porciones)

Para la masa usaremos la receta de mi tía Adriana, otra gran cocinera de la familia

1 1/2 taza de harina (300 grs)
1/2 cucharadita de polvos de hornear
1/4 taza de azúcar flor (impalpable, glas, ¡aquella que parece maicena!)
150 grs. de mantequilla a temperatura ambiente
2 yemas 
3 cucharadas de agua fría (o menos)

Precalentamos el horno a 200 grados.

Se ciernen harina, polvos, y azúcar flor y se le agrega la mantequilla, que se trabaja con un cuchillo, enseguida se le agregan las yemas y el agua fría, de apoco para no dejarla demasiado húmeda, se amasa levemente con las manos hasta obtener una bola, que se deja descansar media hora tapada con un plástico y en lugar fresco. Luego se estira con el uslero (¡yo fiel a mi botella! el uslero lo tengo de adorno). Si estuviera muy difícil de estirar se coloca entre dos papeles de mantequilla y se uslerea encima. Se le da la forma redonda del ,molde, dejando un poco para los bordes. 

Llevamos al molde, damos forma con los dedos a la orilla, con un tenedor pinchamos para que no se infle. Llevamos al horno a 200 grados por 30 mins. o hasta que veamos que está levemente dorado.

Por mientras haremos el relleno

1 taza de jugo (zumo) de maracuyá con algunas semillas
3/4 taza de azúcar
pizca de sal
4 cucharadas de harina
2 cucharadas de maicena
1/2 taza de agua fría
3 yemas batidas levemente
1 cucharada de mantequilla

Se pone a hervir la taza de maracuyá con el azúcar y pizca de sal, disolviendo primero la harina y maicena en la media taza de agua la agregamos, se hierve despacio cinco a diez minutos, revolviendo siempre, agregamos las yemas batidas y revolvemos dos minutos más. Retiramos del fuego y agregamos la mantequilla, esto es para que dé brillo, si no quiere, no lo ponga.  Se enfría unos cinco minutos y se vuelca sobre la masa de tarta ya cocinada.

Se cubre con merengue que haremos con

3 claras
punta de cuchillo de sal 
6 cucharadas de azúcar
1/2 taza de agua

Hacemos un almíbar espeso con el azúcar y la media taza de agua, esto es, quince minutos a fuego suave. Cuando metemos una cuchara en el almíbar deberá caer en forma de un hilo grueso.
Vamos batiendo las claras con la sal y cuando están bien levantadas comenzamos de a poco y siempre batiendo a agregar el almíbar, seguiremos batiendo hasta que el merengue esté frío. En ese momento lo ponemos sobre el pie y llevamos al grill por cinco minutos o quemamos con soplete cocinero.

30 comentarios:

  1. De limón, de alguna otra cosa pero de maracuyá nunca y me llama muchísimo la atención.
    Ese corte es impresionante.
    Besazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. debes problarlo es lo mas rico que hay...para variar un poco digo yo

      Eliminar
  2. pame me encanta el maracuya y este pie se vearavilloso y te dire me encantaron las fotos!!!

    ResponderEliminar
  3. Dentro de un mes o dos estarán los maracuyás perfecto para hacer este pastel. Mi querida Pamela, no sabes lo que me ha gustado tu receta de hoy, una pasada!!!
    Me llevo la palabra "uslero" que no la conocía y me gustó, y puestos a llevar un trocito de pastel también estaría bien.
    Besotes, mi niña, me alegro de verte.

    ResponderEliminar
  4. Pamela, me encanta el maracuyá y ésta delicia no me la puedo perder, en pie me parece super original!
    Un beso enorme mi guapísima!

    ResponderEliminar
  5. Pamela, me encanta, tengo pulpa de maracuyá congelada y estoy haciendo últimamente cosas con ella, es una delicia, la pena es que la fruta fresca prácticamente no se encuentra. Te ha quedado fabuloso y el sabor tiene que ser una maravilla. Un abrazo y feliz fin de semana, Clara.

    ResponderEliminar
  6. Me has dado en todo el gusto, el maracuyá me encanta!!! un besico Pamela!

    ResponderEliminar
  7. Yo de limón lo hago mucho, pero de maracuyá no lo he probado. Tiene que ser una deliia.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Una delicia, no una "deliia", jajaja.
    Otro beso para ti.

    ResponderEliminar
  9. Mi preciosa Pamela :) este pie es perfecto para los que estamos en verano, me transporta a latitudes tropicales donde crecen los maracuyas y el verano es eterno :)
    Tus fotos son lindas..la luz del invierno también tiene su belleza :)
    que tengas un feliz y lindo fin de semana de invierno amiga bonita!!!!! <3
    cariños! :)

    ResponderEliminar
  10. Pues sonará ridículo pero aún no probé el maracuyá, y sí por aquí tenemos pero no sé porqué no lo he probado aún, tendré que ponerle remedio, el pie me parece divino y dan ganas de ponerse a ello con estos días tan estupendos que tenemos.
    Un besito, guapa y feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  11. Mil gracias Pamela por decirme lo de las manzanas, ahora mismo lo soluciono,que cabeza....
    Oye este pie se ve delicioso.

    ResponderEliminar
  12. tocaya, se ve buenísimo, a ver si encuentro maracuyá por acá! el otro día busqué y no encontré :( saludos!

    ResponderEliminar
  13. Pues con maracuya no lo he comido nunca y viendo las fotos no dudo ni lo mas minimo que este de rexupete ,tomo nota a ver si consigo comprar maracuya aqui no lo he visto nunca.
    Te ha quedado de relujoooooooo.
    Bicos mil y feliz finde wapa.

    ResponderEliminar
  14. Hola Pamela querida, cómo estás?
    Quedé prendada de este pie de maracuyá. Una pena que acá sea un poco difícil de conseguir, pero si lo encuentro, seguro que lo compro.

    Que curioso lo de la vajilla de tu mamá. A mi me regalaron el juego para mi boda y es muy lindo, antiguo, de porcelana checa.
    He perdido (quebrado) un par de platos, pero es un juego completísimo que sólo utilizo en ocasiones festivas.
    Ahora lo guardo bajo llave, porque a Alba le encanta jugar con las tacitas de café :O
    te dejo un abrazo y que pases un gran fin de semana

    ResponderEliminar
  15. Pero que rica debe estar Pamela, que de tiempo que no te veía !!! estás bien? seguro que si. A final de mes hago una pausa para irme de vacaciones, a la vuelta te veré. Un besito y hasta la vuelta

    ResponderEliminar
  16. Danke für Deinen Besuch, ich habe mich sehr über Deinen Kommentar gefreut. Ich kann kein Englisch, aber Google übersetzt alles ;o)).
    Auch ich finde Dein Blog sehr scön, mit viele leckere Rezepte!
    IIch habe mich als Leser eingetragen ;o))

    Besos Irène

    ResponderEliminar
  17. DEBE DE ESTAR PA MORIRSE CON ESE MERENGUE UMMM.BSSSS

    ResponderEliminar
  18. 0oooooh, exquisito, sin más.
    Buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  19. Pamela, es una tarta muy bonita con la capa de merengue. El sabor del maracuyá ha de quedar muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. que buena pintaaaaaa!!!!!! esta tengo que probarla que al menos lleva fruta y es mas sana no?? jeje!! como fueron las vacaciones???

    ResponderEliminar
  21. Me demore en llegar, pero desde que lo ví no he podido sacarmelo de la cabeza. Espectacular.

    ResponderEliminar
  22. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  23. una maravilla, simplemente!!!! Cariños

    ResponderEliminar
  24. Me da un hambre terrible de sólo ver estas fotos, es evidente que salió riquísimo. No puedo recordar si probé el maracuyá, creo que una vez me convidaron con jugo y lo recuerdo como el sabor del mango. Un beso, que tengas un lindo domingo!

    ResponderEliminar
  25. Me ecnanta la maracuyá! Así que cualquier postre con esta frutan sencillamente me encanta.

    ResponderEliminar
  26. Esta tarta es irresistible, yo soy una loca del maracuyá, me gusta de cualquier manera y esta tarta la he preparado muy parecida pero sin el merengue, pero así me gusta mucho más, es todo un acierto.

    Bicos

    ResponderEliminar
  27. Que pastel tan apetecible. con lo aromáticas y sabrosas que son las maracuyás debe ser un capricho.
    Aqui no es una fruta muy habitual,y nunca lo he hecho, suelo poner limón o mango... pero queda anotado para la primera ocasión que se presente.
    Besinos

    ResponderEliminar
  28. Que buenisimo queda y que espectacular..Besos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por visitar mi blog y darte el trabajo de llegar hasta el final de la receta. Ojalá te haya sido de utilidad. Cualquier duda con respecto a las recetas la contestaré con gusto a través de mi correo: pamelarecetas@gmail.com