martes, 31 de marzo de 2020

Curry de brócoli

Les traigo esta receta, que ya he subido alguna vez, pero con la variación de que hoy he puesto brócoli y papas. Podemos hacerlo con cualquier vegetal que tengamos a mano, con poquitas cosas tendremos un plato diferente y super sabroso. Para seis porciones:

Empezaremos por dorar                                                  1 cebolla en cubitos(brunoise que le dicen)

Encima le pondremos                                                      1/2 taza de cilantro picado
                                                                                         1 cucharada de jengibre rallado
                                                                                         2 dientes de ajo machados

Revolvemos bien y seguimos dorando dos a tres minutos

Ahora agregamos las verduras que hayamos elegido, yo he puesto las flores de un brócoli y dos papas .

Sazonamos bien con                                             1 cucharada de pasta de curry rojo
                                                                              1 cucharada de comino
                                                                              1 cucharada de cúrcuma
                                                                              1 cucharada semilla de cilantro molidas

Saltear cinco minutos y agregar                           2 tazas de salsa de tomate
                                                                              1 taza de leche de coco



Dejar a fuego lento por veinte minutos, hasta que se cuezan bien los vegetales. Servir con un arroz blanco.

A quien pase por aquí en estos días tan amargos, les dejo un abrazo lleno de esperanza y cariño. Estoy segura de que saldremos fortalecidos como sociedad de esta dura prueba que no sabemos por qué nos ha tocado,  otros han vivido guerras horribles, pestes inimaginables, a nosotros nos tocó el corona virus. No bajen nunca los brazos, habrá momentos de dudas, de miedo y de tristeza, pero pasarán. ¡GRACIAS por visitar!

viernes, 17 de enero de 2020

Galletas de miel y chocolate

Parecen un poco galletas y otro poco quequitos,  por lo que un sobrino les ha bautizado como "galleques". Parecen que quedaron muy buenas, por que no duraron nada. La receta está copiada del blog de Bego Río , www.acordesculinarios.com . Ella las publicó para Navidad, pero las podemos seguir haciendo en el curso del año, son un vicio, aunque yo las he tuneado un poquito de acuerdo a lo que tenía en el armario.  Probé hacerlas con cacao y quedan diferentes a las originales, pero muy buenas.

La receta alcanza exactamente para una bandeja de horno de 42x28 cms.


Derretir sin hervir                250 gramos de miel líquida (mejor si tienen miel batida)
                                             250 gramos de azúcar
                                                 4 cucharadas de agua

                                             Reservar

Juntar en un bol                   500 grs de harina blanca cernida
                                                 1 cucharadita de clavos de olor en polvo
                                                 1 cucharadita de canela
                                              1/2 cucharadita de sal
                                                 1 cucharadita de bicarbonato
                                                    ralladura de una naranja
                                                 2 cucharadas de cacao amargo (optativo)

Para la glasa                             6 cucharadas de azúcar flor (impalpable)

Poner en la mesada
en forma de corona                 Los ingredientes secos

Agregar en el medio 
de la corona                             La miel derretida con el azúcar

Amasar rápido, es una masa algo pegajosa, agregar harina para despegarla de la mesada y las manos y luego estirar sobre la bandeja de horno, dejándola de una altura de 1 centímetro. Marcar cuadraditos del tamaño del que queramos las galletas y llevar al horno precalentado a 180 ºC por 15 minutos

Sacar las galletas del horno, marcar nuevamente los cortes y pintar con la glasa. Una vez frías, cortar las galletas y guardarlas en caja hermética.

lunes, 6 de enero de 2020

Kuchen de duraznos (Tarta de Melocotones)


Cuando la tarta te resulta mejor de lo que esperabas y ni siquiera tenías una receta a mano, sólo las ganas de hacerla, por que hoy cosechamos los duraznos, había muchas claras sobrantes en la heladera, azúcar, harina, algo de crema batida, en fin, que así salió la preparación:

Batir a punto de nieve (Con batidor
eléctrico vel. alta )                                4 claras

Mezclar bien con el batidor               1 taza de azúcar
                                                           1/2 taza de aceite

Agregar sobre la mezcla de               2 huevos
azúcar y aceite siempre                      1 taza de crema chantilly
batiendo con batidor eléctrico            1 taza de leche entera              
                                                            3 tazas de de harina cernida
                                                              con una cucharada de 
                                                              de polvos de hornear

Finalmente incorporar con una
paleta, suavemente                              las cuatro claras batidas

Cubrir con                                          duraznos pequeños cortados                                                                en  mitades

Hornear a 180ºC  por 1 hora, que puede ser un poco más.  Después de media hora, si vemos que está tomando color tapamos con un papel aluminio para que no se tueste de más. 

sábado, 7 de diciembre de 2019

Pan de Pascua

Después de mucho tiempo vuelvo con una receta navideña, es un pan sencillo y que no requiere mucho tiempo. En Chile le llamamos "pan de pascua", es un dulce denso, muy aromático y que no puede faltar en estas celebraciones. No usaremos batidora, todo se mezcla con una cuchara de palo.

Rinde:  tres panes rectangulares de 30X12X12 o cuatro moldes redondos de 20cms de diámetro.

Preparar los moldes si no son de silicona forrándolos en papel cocina y rociándolos con aceite spray.
Precalentar el horno a 180 C.

Derretir                          250 gramos de mantequilla
                                      400 gramos de  azúcar rubia
                                      100 gramos de miel

Dejar enfriar

Cernir                            800 gramos de harina común
                                          1 cucharada de canela en polvo
                                          1 cucharada de clavos de olor en polvo
                                          1 cucharada de jengibre en polvo
                                          3 cucharadas de polvos de hornear


Agregar revolviendo      400 ml de leche
                                       los productos secos cernidos

finalmente incorporar     50 ml de ron
                                        20 ml de vainilla líquida
                                       100 gramos de almendras
                                       100 gramos de nueces
                                       100 gramos de uvas pasas
                                       100 gramos de naranjas confitadas

Hornear                           1 hora en horno a 180 C.

Comprobar si los panes están cocidos introduciendo un cuchillo o palillo de madera, el que deberá salir limpio. Como ya sabemos que cada horno es un mundo, hay que controlar la cocción y agregar diez o más minutos si todavía está la masa cruda después de una hora.

Para la cobertura glacé, que es optativa, si no te gusta, no la pongas.

Mezclar con una cuchara o tenedor  Poner en un recipiente 500 gramos de azúcar flor (azúcar glas, azúcar impalpable, azúcar pulverizada, nevazúcar) y agregar ron hasta tener una pasta, no muy floja, la que volcaremos sobre el pan una vez frío. Enseguida, antes de que el glacé se solidifique podemos decorar con mostacillas o frutos secos picados.


                                     



lunes, 29 de abril de 2019

Tarte Tatin sin gluten

1) Cortar 4 manzanas verdes en trozos pequeños e irregulares y dorar media hora en una sartén a fuego suave con 1/3 taza de aceite vegetal y 1/2 taza de azúcar moreno. Volcar sobre el fondo de un molde de tarta de 18 cms de diámetro.
2) Remojar 2 cucharadas de chía en 1/2 taza de agua tibia por media hora.
3) Batir 1/2 taza de aceite con 1 taza de azúcar moreno con batidor de alambre.
4) Juntar esta mezcla con 2 tazas de de harina sin gluten para repostería (Yo uso Schär).
5) Con las manos juntar con la chía hidratada formando una masa que estiramos sobre la mesada para darle la forma del molde. Agregando más harina si es necesario.
6) Cubrir las manzanas con la masa
7) Hornear 20 minutos en horno precalentado a 180 C.
8) Enfriar bien y dar vuelta sobr un plato.

miércoles, 10 de abril de 2019

Quiche vegano de espinacas

Lo principal para tener un buen resultado en la comida siempre será la calidad de los ingredientes, y buena calidad no siempre significa más caro. En este caso, como tengo la suerte de vivir lejos de la ciudad, puedo tener mi propia huerta, pero estas propiamente me las regaló un vecino, las papas, si son de mi cosecha. No me canso en decir lo fácil que es tener una huerta, no importa donde vivas, sólo es cosa de decidirse, puedes empezar por tu ventana poniendo allí maceteros con orégano, romero, laurel, perejil, lo que más te guste, una vez que veas cómo se te dan esos pequeños tesoros para sazonar tus comidas ya te animarás a seguir con algo más grande, como una maceta de tomates en tu balcón, lechugas, espinacas, rúcula y un sin parar. Así estarás comiendo de verdad productos sanos sin agrotóxicos, si tienes niños pequeños este es el mejor regalo que puedes hacerles para su salud.

Ya saben que me encanta preparar porciones individuales tanto de platos dulces como salados. Estas quiches quedan tan bonitas. Incluso es más fácil calcular los ingredientes. Por supuesto necesitarás moldecitos de tamaño individual, yo uso los mismos de las muffins, que son de silicona y por tanto no es necesario aceitar y despegan con facilidad.

Para cada quiche necesitamos

1 papa mediana
1/3 taza de crema de almendras
1/3 taza de espinacas cocidas (u otra verdura, como espárragos, brócoli)
ralladura de nuez moscada
aceite vegetal
levadura nutricional

Partiremos por hacer las bases, que no llevan harina, sino que se hacen de papa. Para ello pelaremos las papas, cortaremos en rodajas muy finas, pondremos en bandeja para horno cubierta con papel cocina aceitado, encima también pintaremos las láminas de papa con más aceite y pondremos un poco de sal (ojalá de buena calidad, yo uso del Himalaya). Llevamos al horno precalentado a 180 grados por diez minutos, sacamos la bandeja y damos vuelta las láminas de papas, si vemos que están secas agregamos un poco más de aceite, es ideal usar el aceite en spray para no ahogarlas en aceite. Dejamos diez minutos más y retiramos.

Con unas pinzas vamos disponiendo  las láminas dentro de los moldes para armar las bases de modo que queden bien cubiertos.

Preparamos el relleno picando finamente las espinacas cocidas y mezclándolas con la crema de almendras, salpimentamos y agregamos un poco de ralladura de nuez moscada. Llevamos diez minutos más al horno para calentar, al sacarlas las podemos espolvorear con levadura nutricional.

Para sacarlas de los moldes es muy sencillo, simplemente apretando desde abajo o dando vuelta sobre una superficie limpia, tengan confianza, que no se desarman.